Revista Producción
PRODUCCION Agroindustrial del NOA




ENTREVISTA: DR. HECTOR JORGE LARRECHE
EL INTA REDOBLA ESFUERZOS
*************** barra horizontal ***************

Para conocer los puntos de vista y los proyectos futuros de la institución que preside, conversamos con el Dr. Héctor Jorge Larreche, titular del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.
A seguir, transcribimos algunos de los principales conceptos.

Cuál es el grado de inserción del INTA en las exposiciones agrícolas?.
Las exposiciones agrícolas han adquirido una importancia relevante en los últimos años. Esto se debe, sin duda, a que el productor privilegia a la tecnología como factor determinante para la competitividad de su empresa, frente a la dinámica de los cambios que plantean amenazas y oportunidades. El hecho de que el INTA participe con un stand en las exposiciones, significa reconocer a este medio como instrumento de transferencia de la tecnología al productor. La presencia es particularmente importante y la responsabilidad del INTA es mayor en un sector productivo que vive un momento de gran crecimiento a partir de nuevas tecnologías biológicas y mecánicas, con la fuerza que apreciamos en estas exposiciones.
El respaldo del INTA a productores y técnicos con información, juicio equilibrado, tecnologías agronómicas y de gestión, lo convierten en un instrumento estratégico no solo por el compromiso y mandato institucio-nal en aspectos relacionados a la preservación de los recursos y la sostenibilidad de la producción, sino también por el apoyo a los pequeños y medianos productores que requieren de tecnología para afrontar estos desafíos.

Qué importancia le da el INTA a las exposiciones agrícolas que se desarrollan en el país y en este caso a la de Norte?.
La importancia está dada a partir de reconocerlas como vehículo de transferencia de tecnología. Pero déjeme agregar además que el INTA está también en las empresas privadas que participan con sus productos. La política de vinculación tecnológica del INTA con el sector privado permite alcanzar logros conjuntos en la producción de semillas de alta productividad, vacunas, maquinarias, y otros insumos. En estos emprendi-mientos se comparten los riesgos de investigación y desarrollo tecnológico y se aceleran los tiempos para llegar con soluciones al sector productivo a partir de estas alianzas estratégicas. El INTA en muchos casos se constituye en el departamento de Investigación y Desarrollo de pequeñas y medianas empresas proveedoras de insumos que están hoy presentes aquí con tecnologías que contribuyen al desarrollo del país.

Cómo visualiza la producción agrícola del Norte, dentro de un desarrollo armónico del país?.
El crecimiento y desarrollo del NEA, el NOA, y en general de todas las regiones, hay que visualizarlo desde una perspectiva algo distinta al planteo que están haciendo algunos, muy atados al escenario productivo de años atrás. Cuando uno analiza la inserción productiva de las provincias en una economía globalizada y la necesidad de potenciar el desarrollo regional no puede dejar de pensar en la necesidad de buscar estrategias regionales para crecer y competir. Me refiero a que las provincias que conforman el NOA, el NEA, el Gran Cuyo, la Patagonia o la región Pampeana deben ir conformando estrategias de conjunto a partir de la planificación, el análisis de sus fortalezas, debilidades y por sobre todo la articulación de esfuerzos de los principales actores de las cadenas productivas desde la producción primaria hasta la agroindustria rural. De no hacer este análisis en conjunto, de manera de ir creando condiciones que favorezcan las economías de escalas y los emprendimientos regionales de base tecnológicas, la competitividad de la producción corre mayores riesgos y el esfuerzo para competir será mayor.

Cuáles son los daños ocasionados por las inundaciones y cuánto tiempo demorará la zona para ser productiva nuevamente?. Qué actividades está realizando el INTA con respecto a los daños ocasionados por las inundaciones?.
En el tema de las inundaciones hay que ser lo más objetivo posible. Hoy existe tecnología satelital mediante la cual podemos delimitar el área afectada, caracte-rizarla y evaluar con exactitud los daños desde el punto de vista productivo. La información puede ser chequeada mediante informantes en terreno y ajustar la cuanti-ficación del daño. Esto es lo que el INTA realizó en las zonas afectadas.
En ese sentido el trabajo realizado, teniendo como base los principales cultivos y las pérdidas en ganadería, nos indican niveles de daño del orden de los 500 a 600 millones de pesos. Aquí, es importante destacar que este dato no incluye ni las pérdidas de infraestructura, ni el daño ocasionado a nivel social.
En cuanto al tiempo que demorará la total reconstrucción del recurso productivo dependerá de diversos factores que sobrepasan lo tecnológico. El INTA trabaja activamente en una propuesta para la reconstrucción que incluye un plan específico para ayudar a los productores en crisis, pero además trabaja en una convocatoria a destacados especialistas de nivel internacional para analizar el tema de la reconversión de los suelos con la mayor responsabilidad que exige el caso. Esto no es una decisión tomada por incapacidad para resolver el problema, sino porque reconocemos la importancia del tema y la mayor experiencia que existe en otros países para encontrar soluciones y prevenir futuros desastres.

Nueva política del INTA.
En cuanto a las principales políticas institucionales en marcha hay que destacar la descentralización operativa que pretendemos llevar a cabo. Esto surge a partir del reconocimiento de la necesidad de que las regiones sean las que determinen las prioridades en función de las demandas tecnológicas identificadas mediante la participación de los Consejos que vinculan a productores y representantes de la agroindustria con el INTA. Los tiempos han cambiado y si bien el INTA debe mantenerse como la institución nacional, también debe encontrar esquemas operativos que permitan atender la heterogeneidad de las demandas regionales. Esto que parece tan obvio es uno de los desafíos mayores que tenemos en marcha y que requiere una organización flexible, buscando adaptar la estrategia de acción a las necesidades y condiciones de cada región del país.
También hemos redefinido la política de vinculación tecnológica con el sector privado, la de comunicaciones y extensión, y hacia adentro de la organización, la política de recursos humanos tiene una alta prioridad ya que es imposible generar tecnología si no contamos con personal de excelencia comprometido con la institución.

Cómo visualiza el INTA el año 2000?.
El año 2000 puede ser el año de los 80 millones de toneladas. Cuando uno observa la revolución tecnológica que vivimos y asiste a un lugar como esta Exposición donde se manifiesta el potencial tecnológico, es fácil concluir que con un poco de esfuerzo de articulación entre el funcionamiento, la tecnología, y la comerciali-zación, podríamos alcanzarlo.
La generación y transferencia de tecnología es uno de los ejes fundamentales para lograrlo y el problema de fondo es que nuestros niveles de inversión en investigación y desarrollo son sustancialmente menores que el de nuestros competidores a nivel internacional.

Mensaje a su criterio.
Finalmente, una reflexión: para evitar lo que pasó con otros países del hemisferio norte donde la sostenibilidad de la producción está hoy afectada seriamente por un sistema de producción que se volvió en contra del productor, las instituciones como el INTA deben redoblar hoy el esfuerzo. Este compromiso no se puede hacer solamente desde el Estado. Se requiere del apoyo del sector privado y de las entidades que agrupan a los productores y las agroindustrias, de manera de poder incrementar, el financiamiento hacia una inversión que ha demostrado ser socialmente rentable.

Entrevista: Carlos A. Cazón
INTA Famaillá
para Producción

*************** barra horizontal ***************

índice





Copyright © Revista Producción - InterNet Tucumán - Todos los Derechos Reservados



produccion
Revista Produccion - Producciones - Editorial - Contacto - NOA - tucuman - salta - santiago del estero - catamarca - jujuy