Revista Producción
PRODUCCION Agroindustrial del NOA




Soluciones:
Cómo enfrentar la cosecha en zonas inundadas

*************** barra horizontal ***************


Adaptaciones de las cosechadoras y equipos de cosecha para trabajar en el barro o con falta de piso.
En los últimos años los productores, técnicos y fabricantes se preocuparon por lograr una cosecha eficiente reduciendo al máximo el huellado superficial y la compactación, dos problemas de suma importancia a tener en cuenta en esquema de siembra directa contínua. Pero en años anormales, debido a los cambios climáticos (años niño) las precipitaciones duplican los valores normales, dejando 3 ó 4 millones de hectáreas con serios problemas de falta de piso como ocurrirá en la próxima cosecha de trigo y probablemente el venidero otoño con la cosecha gruesa, se debe acudir a soluciones no convencionales para evitar pérdidas totales de los cultivos.
Las cosechadoras deben aumentar su flotabilidad y transitabilidad. La flotabilidad se mejora reduciendo la presión específica (kg/cm2) de los neumáticos sobre el suelo, para ello existen dos formas, reducir el peso de la cosechadora (cosechadoras livianas, y no superar el 50% de llenado de la tolva durante la cosecha), y la otra es aumentar el ancho y largo de pisada del tren delantero y trasero de la cosechadora de tracción simple. El equipamiento de doble tracción hidrostática o mecánica resulta fundamental para aumentar la transitabilidad de las cosechadoras.

Alternativas posibles

Equipamiento aconsejable: 8x4 hidrostática, con duales en tren delantero y trasero, en ambos casos con neumático interior tipo pala con 70% de la presión normal de inflado y el exterior convencional con 50% de la presión normal de inflado. Cosechadoras tipo 1, 2 y 3.

En cosechadoras de simple tracción: 6x2 tren delantero con duales, interior tipo pala, con 70% de la presión normal de inflado, y exterior convencional con 50% de la presión normal de inflado. Tren trasero con neumáticos de alta flotación con tacos. Cosechadoras tipo 1, 2, 3 y 4.
•Neumáticos tipo Terra Tyre, con banda ancha y de baja presión de inflado, se adaptan bien para situaciones de siembra directa donde el objetivo es evitar el huellado y aumentar la transitabilidad pero cuando el piso posee barro o agua, la transitabilidad se reduce al formar una onda en frente del neumático, careciendo de buen agarre de los tacos que generalmente poseen poca autolimpieza por el ángulo y la profundidad.
•Neumáticos radiales de alta flotabilidad con tacos a 45 y de buen ancho. Son neumáticos un poco menos costosos que los Terra Tyre, llevan algo más de presión de inflado. Estos permiten aumentar la flotabilidad con respecto a los neumáticos radiales tradicionales, reducir el huellado en siembra directa, y si el taco es profundo y de 45 poseen buena transitabilidad.
•Neumáticos radiales convencionales: mejoran la transitabilidad y flotabilidad con respecto a uno tradicional, al ejercer menor presión específica sobre el suelo debido a una menor presión de inflado, y una mayor deformación de la banda de rodamiento.
•Neumáticos convencionales: estos son utilizados por su reducido precio, poseen alta presión específica sobre el suelo, menor transitabilidad y flotabilidad, que las opciones anteriores en el orden enunciado, pero suelen ser útiles para mejorar las prestaciones de cosechadoras livianas de bajo costo a las cuales se le colocan rodados duales.
•La otra alternativa de traslado son las semiorugas de acero que son utilizadas en cosechadoras de arroz, siendo muy útiles para lograr transitabilidad cuando el subsuelo presenta un piso duro donde logran sustentación, como en los arrozales, pero no son tan útiles cuando el subsuelo no ofrece sustentabilidad como en muchos suelos anegados de la pampa húmeda, otro problema es su escasa agilidad de traslado en caminos, su alto costo y el estado en que deja el rastrojo para el próximo cultivo. En el caso de utilizar esta alternativa se aconseja cambiar el rodado trasero de la cosechadora para que no se constituya en un cuello de botella en la transitabilidad, de la cosechadora y posea buena dirección.
•Los sistemas de traslado tipo orugas con banda de caucho fueron diseñados para reducir la presión específica sobre el suelo, aumentar la flotabilidad y la eficiencia de tracción, pero poseen poca adaptación para funcionar en el barro.
Cualquier sistema de traslado de la cosechadora, neumáticos o semiorugas, ubicados en la parte delantera debe ser acompañado por el mejoramiento de la flotabilidad del neumático trasero, y todo el sistema mejora significativamente cuando la cosechadora posee doble tracción, hidrostática y/o mecánica. Dentro de la ideas llevadas a la práctica para lograr transitabilidad en situaciones de falta de piso para cosechadoras grupo 1 y 2 (más de 200 CV), y cuando las cosechadoras posean mangas de diferencial que lo permitan, lo ideal es colocar duales en el tren delantero 30,5x32, o sea duplicar el neumático normal de la cosechadora, en lo posible con carcaza radial, y la externa con el 50% de la presión de inflado normal y la interna con el 70% de la presión normal en lo posible tipo pala.
La cosechadora con tracción simple es importante colocarles, en la parte trasera, neumáticos más altos y anchos con tacos y de carcaza radial. Lo ideal es que las cosechadoras posean transmisión hidrostática 4x4 y al puente trasero se le coloca neumáticos duales, el interno tipo pala. Estas cosechadoras 4x4 con duales delanteros y traseros se constituye en el equipamiento ideal en relación a la transitabilidad y flotabilidad, para situaciones extremas.
Ahora bien, una vez solucionado el problema de transitabilidad y flotabilidad de la cosechadora, queda por resolver el problema de extraer el grano del campo. Por lo tanto se debe evitar cargar a full la tolva de grano de la cosechadora por que se superarían los valores de presión específica (kg/cm2) que soporta el suelo y el subsuelo. Por lo tanto se aconseja no sobrepasar el 50% de la capacidad de la tolva de la cosechadora descargando siempre en el lugar menos comprometido, evitando el tránsito de los tractores y acoplados tolva autodesacargables.
El equipamiento conveniente para trasladar el cereal en el barro son los acoplados de 1 solo eje que cargan dinámicamente el peso en el tren trasero del tractor, equipados con neumáticos altos y anchos, de reducida presión específica sobre el suelo, con baja presión de inflado los que en estos casos no podrán ser cargados a su máxima capacidad. Los tractores ideales para traccionar las tolvas son aquellos 4x4, articulados, con duales, 8 ruedas de baja presión de inflado, o los de tracción asistida con duales en la parte trasera y en lo posible radiales de baja presión de inflado. Estos tractores logran buena transitabilidad, buena capacidad de tracción, reduciendo el huellado del suelo.
Solucionado el problema de la cosechadora/tractor/acoplado tolva, todavía queda extraer el grano del lote, para ser acondicionado y almacenado. En muchas ocasiones el estado de la red de caminos impide la llegada de camiones en el momento de cosecha, frente a este problema el almacenaje en bolsas plásticas en ausencia de aire constituye una buena opción de almacenaje temporario de bajo costo.
Recientes ensayos realizados por el INTA Balcarce y anteriores por el INTA Manfredi, indican que el trigo almacenado en bolsas plásticas de 9 pies, con 12,5% de humedad puede almacenarse normalmente 150 días sin alteraciones, en cambio si la humedad excede el 16,5% y el tiempo de permanencia dentro de la bolsa es prolongado, pueden producirse algunas alteraciones de la calidad del trigo en la parte media en inferior de la bolsa. El deterioro está directamente relacionado a la temperatura de la semilla al momento de ser almacenada, o sea que si se tiene la precaución de almacenar la semilla húmeda con bajas temperaturas, el riesgo disminuye.
El productor debe tener presente que la calidad del almacenaje de los granos dentro de las bolsas desmejora cuando la hermeticidad del plástico se ve alterada, roturas o fallas de llenado y cerrado de la bolsa, cuando la humedad excede los valores normales, cuando el grano se introduce con temperatura elevada, cuando el tiempo de permanencia se prolonga más de lo aconsejado y se pierde la hermeticidad del plástico. Creemos que el almacenaje temporario en bolsa en chacra, es un gran aliado del productor en situaciones normales, pero frente a situaciones particulares como las del presente año (inundaciones) el almacenaje en bolsa constituye una solución que el productor debe aprovechar.¤

Por Ing. Agr. Mario Bragachini,
Ing. Agr. Axel von Martini,
Ing. Agr. Andrés Méndez
Proyecto Agricultura de Precisión,
INTA Manfredi
e-mail: agripres@onenet.com.ar


*************** barra horizontal ***************






Copyright © Revista Producción - InterNet Tucumán - Todos los Derechos Reservados



produccion
Revista Produccion - Producciones - Editorial - Contacto - NOA - tucuman - salta - santiago del estero - catamarca - jujuy