Revista ProduccionRevista Produccion
     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

sin info


Tabaco

"los tabacaleros no le temen a la reconversión, pero a nadie le conviene que no se produzca"

Entrevista: RAUL ROBIN

El dirigente empresario Raùl Robín, asegura que el sector tabacalero argentino está preparado para una reconversión, pero eso no significa que la actividad agroindustrial deba desaparecer ya que es muy importante en el Norte del país, no sólo porque genera empleo y riqueza, sino también porque con las exportaciones y los impuestos a los cigarrillos, beneficia al Estado.

Revista PRODUCCION: "los tabacaleros no le temen a la reconversión, pero a nadie le conviene que no se produzca"
 
Revista PRODUCCION: "los tabacaleros no le temen a la reconversión, pero a nadie le conviene que no se produzca"
 
Revista PRODUCCION: "los tabacaleros no le temen a la reconversión, pero a nadie le conviene que no se produzca"
 

Raùl Robín, reconocido dirigente empresario del sector tabacalero tucumano, que varias veces ocupó la presidencia de la Federación Económica de Tucumán (FET) como así también espacios claves en entidades nacionales como la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), recibió a revista Producción en la sede de la casa empresaria de San Martín 427, oportunidad en la que charló de la actualidad del sector tabacalero provincial y nacional, y sobre las proyecciones del sector en el corto plazo, teniendo en cuenta la importancia de esta actividad productivas para muchas familias y su implicancia en la economía de las provincias.


¿Cómo está el sector tabacalero de Tucumán teniendo en cuenta el clima y la economía del país?


El sector tabacalero está con las dificultades propias de las actividades agrícolas regionales y también con problemas climáticos, ya que es una actividad muy sensible a ese aspecto. Al ser el tabaco una semilla microscópica que en seis meses sus hojas llegan a medir los dos metros de altura, eso hace que esté muy propensa a problemas tanto climáticos como naturales, como inundaciones o sequías, y a problemas sanitarios, como virus. La campaña pasada afectó mucho la sequía pero este año se hicieron sentir mucho las lluvias con granizo en algunos sectores, lo que complicó el desarrollo normal del cultivo.
En general, la actividad tabacalera está en una crisis permanente por lo que en los ùltimos años se ha visto bastante disminuida la cantidad de productores en Tucumán y eso es resultado de la situación económica del sector. No obstante eso, la cooperativa, a pesar de las dificultades que ha tenido, dificultades de tipo interno y externo, también por la imposibilidad de obtener créditos adecuados, ha logrado cumplir sus objetivos, teniendo en cuenta que hace un par de años se retiró el acopio del principal comprador del tabaco privado de Tucumán (Massalin), y la cooperativa pasó a ser referente y el principal acopio de la provincia.


A pesar de las dificultades, la cooperativa está vendiendo tabaco, está comprando a los productores, y de alguna manera está mejorando la situación de pago en medio de la crisis. También ayuda el tema del Fondo Especial del Tabaco...


Efectivamente. Ese es el otro componente positivo que tiene el sector. Sin lugar a dudas el Fondo Especial del Tabaco (FET) que este año también, a pesar de haber tenido muchas dificultades, finalmente los productores han podido recibir los recursos correspondientes y eso ha permitido equilibrar un poco la economía de los tabacaleros, posibilitado la inversión necesaria para arrancar con el cultivo.


O sea que en medio de la mala situación hay una luz de esperanza...


Es una actividad en crisis que tiene posibilidad de salir, hay que apoyar a la cooperativa y en ese sentido la provincia de Tucumán está haciendo muchos esfuerzos, la Nación recién en estos ùltimos tramos se está comprendiendo. Esperemos que ese esfuerzo comùn, la provincia que es la que más fuerza le pone, la nación y la actividad, con la cooperativa y los productores, puedan sacar adelante a este sector que es muy importante para Tucumán porque es el primer dador de fuente de trabajo en el sur de la provincia, en la zona de La Cocha Alberdi y Yánima, y otros sectores más al sur de Tucumán. Esperemos que esto mejores, la expectativa está, tenemos los instrumentos (el FET), la cooperativa y los productores; lo que necesitamos es un valor, un precio al productor que sea rentable.


¿Cuál es la importancia del sector para Tucumán y la región?


El sector tabacalero es el segundo en importancia dentro de la agricultura en generar fuente de trabajo en Tucumán. A diferencia de un cultivo de soja, que son medio jornal por hectárea, el tabaco ocupa por arriba de los 130 jornales por hectárea, y eso es reconocido por todos los organismos técnicos. Lo que significa que en la cantidad de kilos de tabaco que se produce en Tucumán alrededor de 6 y 7 millones de kilos básicos, estamos hablando de una cantidad muy importante de trabajadores.
En este tema de los trabajadores también se debe mejorar mucho porque son trabajadores de cosecha básicamente y también de cultivo, hay que trabajar mucho porque se debe armar toda una estructura para que esta gente, cuando termina la cosecha de caña de azùcar que es la principal actividad en la zona, sea la principal tomadora de mano de obra desocupada.


¿Qué opina de la reconversión del sector tabacalero?


Nosotros no estamos en contra de la reconversión del sector. Opinamos que está bien porque hay elementos para reconvertir. Ahora bien, el tabaco argentino se exporta en un 85 por ciento al mundo. Si no se hace más tabaco en Argentina perdemos un mercado que da mucho trabajo a mucha gente en la región, Tucumán, Catamarca, Salta, Jujuy, Chaco, Corriente y Misiones.
Pero además de ser un gran exportador de tabaco, la actividad en la Argentina tiene una ventaja muy grande que lo hace apetecible al propio gobierno, y es que el 75 por ciento del precio que el pùblico paga por un etiqueta de cigarrillo, es impuesto interno, o sea que el Estado es el principal dueño del negocio del tabaco en la Argentina. Y en esta época de crisis económica financiera del país no podría ser una buena actitud terminar con el cultivo del tabaco.
De manera tal que la reconversión tiene que ser en términos de tecnología, de mantenimiento de los mercados y también en la diversificación de los productores para mejorar su calidad de vida, porque con el tabaco solamente, a pesar de que es un buen trabajo, es una actividad de 6 meses y no alcanza para una familia para vivir solo con esa actividad.
La reconversión tiene que darse en el proceso mental del productor y es tener otras actividades por la cual el tabaco sea una base y después poder hacer otra cosa, como arándano o cerdos que tiene un futuro enorme en la Argentina.
La reconversión es algo necesario, pero teniendo en cuenta la importancia del cultivo del tabaco en la Argentina para la economía del país y por ser el principal dador de trabajo en muchos lugares del campo del NOA y NEA.


¿De qué manera influyen en el sector productivo las exportaciones y el dólar alto?


Que el dólar haya subido respecto al valor del precio al sector tabacalero le viene bien. Pero el sector productivo no es el mayor beneficiado. Mejora la situación del sector pero el problema es que los grandes exportadores no son lo productores.
El productor produce pero como todo productor de cualquier actividad agrícola no es el que se lleva la mejor parte y menos aquí dado que, en la cadena de producción y comercialización, es el ùnico que no pude poner precio a su producto. El productor agropecuario en general es el que más riesgo empresario tiene en la cadena empresaria porque está sujeto a las condiciones climáticas, seis meses de trabajos y demás, y es el ùnico que cuando tiene un buen producto no le puede poner precio. Lo pone otro, y ese que le pone el precio a él seguro que el precio que le ofrece es menor al que él vende. O sea, el exportador, la industria y el comercializador tienen garantizada la rentabilidad, al ùnico que nadie le garantiza rentabilidad es al productor primario.
Entonces, el dólar bueno mejora, pero el productor no se lleva la principal ganancia.


¿Dice que hay menos productores tabacaleros en Tucumán?


La producción tabacalera se mantiene estable, lo que varió mucho es la cantidad de productores. En los ùltimos años con la crisis económica se han visto afectado productores chicos, de pocas hectáreas (3 a 5 hectáreas). La unidad económica tabacalera ha crecido, antes un productor con tres hectáreas de producción vivía, hoy no se puede y muchos terminaron comprando las tierra de otros para contar un área productiva mayor que les permita tener rentabilidad.


 


Datos al margen


En Tucumán la producción tabacalera ronda los 6 y 7 millones de kilos de tabaco sobre una producción de alrededor de 3.800 hectáreas implantadas.
En materia de generador de fuente de trabajo, el tabaco es la segunda actividad de Tucumán después de la caña de azùcar con casi 1.300 pequeños productores inscriptos, registrados y en blanco que generan miles de puestos de trabajo dando vida a muchos pueblos del sur de la provincia.
La producción se concentra en las regiones del NOA y NEA de nuestro país, siendo una importante actividad económica que estimula el desarrollo social y productivo de las provincias de Misiones, Salta, Jujuy, Chaco, Catamarca, Corrientes y Tucumán, en las cuales muchas localidades dependen casi totalmente de la actividad tabacalera.
Actualmente la Argentina es el octavo productor del cultivo y el séptimo exportador mundial, destacándose por producir una hoja de altísima calidad. Año tras año, el sector genera ingresos por millones de dólares ya que casi el 80% de la producción se destina a la exportación; algunos de los principales mercados son China, Bélgica, Paraguay y Canadá.
El cultivo de tabaco es el principal demandante de mano de obra por unidad de superficie del sector agropecuario, con alrededor de 70 a 120 jornales por hectárea segùn zonas, supera a otros cultivos como la soja o el maíz, que necesitan 0,44 jornales por hectárea.


Fabian Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 16, 17 y 18 de la edición en papel de la revista de sin info .







©1995-2019 Revista Producción. Repblica Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman