Revista ProduccionRevista Produccion
     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

Jul (2017)/Ago 2017


Forestación

deforestación, la verdad de la milanesa!!!

La agroindustria forestal de Tucumán tiene buena madera para crecer y desarrollarse localmente con lo cual se evitaría, por ejemplo, importar madera de otras regiones del país y del exterior. Un manejo óptimo de los recursos arbóreos, mediante el corte y la replantación, aseguraría que los ambientes forestales permanezcan intactos y que la agroindustria forestal se desarrolle sin causar daño al medioambiente o a la comunidad.

La Sociedad Rural de Tucumán organizó a fines de Junio pasado, la Conferencia "Deforestación, Mito o Verdad", a cargo del Ingeniero Agrónomo Daniel García Paulucci, Magister en Ciencias, especialista en Silvicultura tropical y subtropical y profesor de la Cátedra de Silvicultura de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), oportunidad en la que se abordaron temas concernientes a la situación de la tala de bosques en la provincia, dejando en claro que mientras se realice la deforestación de manera ordenada y con conciencia, no acarrea problema alguno al clima, al suelo, al medioambiente o a la vida humana.
"El tema de la deforestación tiene mucho de mito y la verdad es que hay mucha ignorancia al respecto que tal es así que hasta los distintos medio periodísticos lo publican erróneamente y que no es del todo cierta. Los ingenieros agrónomos queremos poner las cosas en claro, decir la verdad sobre lo que está pasando con este tema y que el empresario forestal no es enemigo de los bosques, sino un colaborador más pues sería ilógico pensar que alguien que vive de la tala de árboles quiera destruir su trabajo y fuente de ingresos", apuntó.
Agregó que últimamente se ha visto mucha información referente a fenómenos naturales sobre todo climáticos donde lo más simple era acusar a la producción agropecuaria de ser la causante. A su vez, se suma información que se aleja de la realidad y la verdad. "Siempre se ha dicho que todo lo que ocurre en el planeta con el tema de los cambios climáticos es por culpa del ser humano ya que el hombre no es tan fuerte como la naturaleza. Los mitos forman parte de la cultura y existe el mito de que el hombre con su actitud es causante de desastres forestales, cuando ocurre todo lo contrario, sin la presencia del hombre, la situación forestal hubiese sido muy distinta en la actualidad. Pero el mito no es verdad, expresa algo falso", destacó.
Explicó que no coincide con la definición que se le da a la deforestación donde se señala como "tala de árboles o bien, proceso provocado por la acción humana donde se destruye la superficie forestal". "Está directamente causada por la acción del hombre, sobre la naturaleza especialmente debido a la tala o quema especialmente realizada por la industria maderera o bien por la obtención de suelo para la expansión de la agricultura, ganadería y minería. Esa definición es contradictoria porque un productor maderero no va a quemar o destruir todos sus bosques, eso es como decir que un productor ganadero va a matar a todas sus vacas. ¿Cómo se puede pensar que un productor maderero va a destruir un bosque si es un industrial que vive del bosque?", se preguntó.
Asimismo criticó la definición de "deforestación" ya que es muy negativa y falta a la verdad en muchos aspectos. "Deforestación o tala de árboles resulta un serio daño a la vida, pérdida de biodiversidad y aridez, tiene alta incidencia e impacto negativo en la fijación de gas carbónico. Pero esto no es así y hay muchas experiencias que lo explican pues un huracán puede producir más daño que un emprendimiento forestal".
Y remarcó que "la deforestación no tiene nada que ver con las inundaciones en el sur de la provincia, por ejemplo, es un tema aparte y está científicamente demostrado".
"La actividad forestal como actividad productiva es, a mi parecer, la actividad económica más importante que cualquier otra actividad agrícola, forestar es para mí una muy buena actividad, pero hay lugares donde, lamentablemente o gracias a Dios, tenemos tierras para producir alimentos que eso es inevitable, es ineludible porque el ser humano no puede vivir de los árboles".
"El tema del desmonte es una preocupación porque nos damos cuenta que el problema cada vez es más grave, que no es ecológico. Hay avance de deforestaciones, es algo ineludible y es algo que va a seguir", explicó.
En Tucumán como en todo el mundo, la única área que se somete a deforestación son aquellas que tiene actitud agrícola, sino no tiene sentido realizar un desmonte. Hay un elemento clave, quien controla una zona de producción agrícola donde puedo meter una máquina integral para cosechar, porque si no puedo cosechar ¿para qué voy a habilitar la zona a una actividad agrícola? No es económicamente rentable, si hoy en día a pesar de que tenemos experiencia productiva, los productores agrícolas están padeciendo mucho para poder lograr una producción.
Sostuvo que actualmente en Tucumán no se están produciendo de manera importante, ni forestación ni deforestación. Tucumán no es una provincia forestal a pesar de que tenemos un futuro increíble, que no lo tiene casi ninguna provincia Argentina ya que se podrían incorporar más de 20.000 ha a la actividad forestal en Tucumán.
"Y no aprovechamos las ventajas porque por ejemplo, Tucumán para exportar limón consumo 50 mil toneladas mensuales de productos forestales que son maderero para embalar el limón que se exporta. Tucumán produce cero de eso. Tiene que importar de otras provincias como Misiones, Santa Fe y Entre Ríos, y de otros países limítrofes también, pero producción nuestra, nada", dijo.
Asimismo, remarcó que las especies arbóreas más rentables que hay en Tucumán son Eucalipto, Pinos y Álamos, que son los recomendados.
García Paulucci reconoció que la actividad forestal en Tucumán se encuentra limitada a la introducción de maderas y subproductos desde otras provincias productoras debido a una equivocada administración del tema a nivel provincial que no apoya de manera efectiva al sector principalmente en lo que con los errores resultantes del ordenamiento territorial, burocracia administrativa en materia de guías, permisos. Eso genera preocupación en los productores por la pérdida de posibilidades forestales y mayor costo a quienes necesitan productos de la forestación y que deben asumir altos costos de productos que llegan desde otras provincias.
Aclaró que el escenario local para realizar inversiones forestales no es el más óptimo. "Existen muchos impedimentos y burocracia a lo que se suma lo establecido por el ordenamiento territorial". En ese sentido recordó que la única posibilidad con la que cuenta un inversor forestal es realizar su emprendimiento o desmontes en la denominada zona verde, que a pesar que el objetivo del ordenamiento fue frenar el avance de la frontera agrícola, se establecieron 166.000 hectáreas en Tucumán.
Por otra parte, se refirió al tema de la problemática de las inundaciones en la provincia y la deforestación. Al respecto negó que sea culpable de las inundaciones cuando llueve y el agua corre y acarrea lodo, y aclaró que la forestación podría ayudar, aunque no solucionaría el problema, porque no es una cuestión de que más bosque van a frenar el avance del agua. Si, concluyó que es importante forestar ya que es una actividad productiva importante que genera muchos beneficios y utiliza mucha mano de obra. Aclaró que en el país incentivos forestales sobran, tal es el caso de Misiones, Entre Ríos y Corrientes, provincias donde existe una política forestal. En Tucumán, por el contrario, hay una serie de factores que limitan la actividad y con la Ley 8304 se limitada mucho más la posibilidad de avanzar con la actividad que es un gran negocio porque el rendimiento por hectárea y el mínimo riesgo con costos hacen de este cultivo una excelente inversión. Para Paulucci el impulso al sector foresto industrial es clave en la estrategia de desarrollo productivo de Tucumán porque son muy pocos los productos de madera hechos en la provincia que se consumen localmente.
Además, reconoció que entre los beneficios adicionales que aportan los árboles se encuentran los relacionados con la protección del suelo, los cultivos y el ganado. Con la incorporación de los sistemas agroforestales y silvopastoriles, se maximiza la ocupación territorial y reducen los efectos negativos derivados de la erosión eólica e hídrica.
Datos al margen En la provincia de Tucumán las áreas con mejor aptitud para uso agrícola ya han sido transformadas hace tiempo, sin embargo, la aparición de producciones como la soja incentivan nuevos pulsos de deforestación en áreas antes consideradas marginales por falta de precipitaciones.
En Tucumán son particularmente importantes los procesos de pérdida de superficie de bosque del Parque Chaqueño como consecuencia del avance de la frontera agropecuaria dada su escasa superficie boscosa.
La deforestación y la fragmentación de este tipo bosque tienen importante significado puesto que con ellos aumenta la probabilidad de que se inicien procesos de desertificación. A su vez, los bosques de esta región forestal se encuentran altamente fragmentados, localizándose la mayor superficie continua en el valle de Trancas.
En cuanto a la Selva Tucumano Boliviana, la superficie boscosa muestra una tasa anual de deforestación baja puesto que los bosques se encuentran restringidos a las áreas de montaña.
Además de la deforestación, los bosques nativos sufren otro proceso negativo que, aunque no los hace desaparecer completamente como el primero, les provoca un deterioro y un empobrecimiento que conducen casi inexorablemente a su desaparición.
Este proceso es la degradación que consiste en una extracción selectiva de los ejemplares de alto valor económico.

Revista PRODUCCION: deforestación, la verdad de la milanesa!!!
 
Revista PRODUCCION: deforestación, la verdad de la milanesa!!!
 
Revista PRODUCCION: deforestación, la verdad de la milanesa!!!
 
Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 28, 29 y 30 de la edición en papel de la revista de Julio (2017) / Agosto 2017.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2017 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman