Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

Jul/Ago 2011


Granos

Almacenamiento de granos: el ahorro de conservarlos mejor

En la actualidad, se espera una cosecha record de granos en el país con más de cien millones de toneladas que, necesariamente, pasarán a sistemas de almacenamiento como silos fijos, bolsas plásticas o sistemas de almacenamiento transitorios (mallas de alambres y otros).

Revista PRODUCCION: Almacenamiento de granos: el ahorro de conservarlos mejor
 
Revista PRODUCCION: Almacenamiento de granos: el ahorro de conservarlos mejor
 
Revista PRODUCCION: Almacenamiento de granos: el ahorro de conservarlos mejor
 
Revista PRODUCCION: Almacenamiento de granos: el ahorro de conservarlos mejor
 

En la República Argentina, la capacidad de almacenamiento de granos en los silos fijos ronda las cincuenta millones de toneladas, por lo que se espera almacenar unas cuarenta y cinco millones de toneladas en otros sistemas como las bolsas plásticas.
Durante los últimos 4 años, en las provincias de Tucumán y Santiago del Estero (Departamentos Pellegrini y Jiménez) se evidenció que entre el 40 y 45% de la producción de soja se almacena en bolsas plásticas. Por ello, es fundamental conservar los granos con la mayor eficiencia posible, reduciendo las pérdidas por medio de un correcto acondicionamiento de este sistema.
Los técnicos del Proyecto Nacional de Eficiencia de Cosecha, Poscosecha y Agroindustrias en Origen (PRECOP II) del INTA Famaillá ofrecen una serie de recomendaciones para los productores.

Principios del Embolsado de granos
La bolsa que contiene al grano en su interior crea una atmósfera modificada a través de la respiración de los factores bióticos, consiguiendo bajas concentraciones de oxígeno (O2) y altas concentraciones de Dióxido de Carbono (CO2). Esto permite el autocontrol de plagas -insectos y hongos- en un ambiente hermético que son las que causan, en gran medida, el aumento de la temperatura en los granos iniciando los procesos de descomposición y las pérdidas de calidad y cantidad que ello produce.
El lugar donde se instala la bolsa debe estar ubicado lejos de árboles u otras fuentes de roturas; el piso debe ser firme y liso, con cierta pendiente para evitar el anegamiento y la entrada de agua al interior del plástico, y sin irregularidades ni restos de cultivos que puedan romper la base de la bolsa al estirarse. La elección del terreno adecuado también facilitará el vaciado o extracción de los granos.
Para el embolsado se debe contar con la mayor calidad posible de los granos, introduciendo aquellos con particulares deseables: GRANOS SANOS, SECOS y LIMPIOS, es decir, sin daños mecánicos, roturas y otras características no deseables. De esta manera se asegura un buen almacenamiento durante un período de tiempo prolongado.
En la técnica de embolsado es fundamental eliminar la mayor cantidad de oxígeno (O2) del interior. Esto se logra al introducir los granos, provocando el estiramiento de la bolsa, sin dejarla floja ni sobrepasar la capacidad de estiramiento aconsejada por los fabricantes.
Es muy importante la calidad de la bolsa utilizada, ya que debe permitir un adecuado estiramiento, sin perder la capacidad para contener los granos, la impermeabilidad y hermeticidad durante un largo tiempo.
Durante el embolsado también se debe considerar la humedad con que ingresan los granos, ya que ésta debe ser la humedad de recibo para cada grano en particular. Tenga en cuenta que "a menor humedad, mejor conservación". En el caso de semillas, las condiciones son más estrictas, bajando la tolerancia a 1-2% de humedad.
Con el aumento de la temperatura exterior -ambiente-, se incrementan las posibilidades de deterioro de los granos, por lo que en algunas zonas es conveniente agregar "media sombra protectora" en los meses de primavera-verano.
Para planificar el embolsado se deben tener en cuenta las siguientes guías prácticas: (ver Cuadros 1 y 2)

Monitoreo de la calidad de los granos almacenados
Es fundamental el control y monitoreo permanente y cuidadoso del estado de la bolsa en general y de los granos en su interior durante todo el proceso.
Además, se debe mantener la limpieza del lugar y, en lo posible, alambrar periféricamente la bolsa para evitar daños causados por animales.
En el caso de la integridad física de la bolsa, es importante revisarla frecuentemente y, en el caso de encontrar roturas, se debe parchar inmediatamente el sector, evitando el ingreso de oxígeno y agua al sistema.
En cuanto al monitoreo de la calidad del grano almacenado, el INTA cuenta con un novedoso sistema que mide concentraciones de Dióxido de Carbono (CO2) y, en base a diferentes valores para cada tipo de grano, estima su calidad y tiempo de almacenamiento seguro. La ventaja de este tipo de monitoreo es que se trata de una metodología preventiva. Realiza un pronóstico, de acuerdo a los valores medidos, y determina si el grano ingresa a una escala de riesgo de calidad debido a la presencia de actividad biológica en su interior; el gas (CO2) se difunde de manera vertical en la zona específica donde se detecta el problema, lo que permite que el productor decida si extrae los granos de toda la bolsa o parte de ella.
Para el monitoreo propuesto, se separa la bolsa en sectores (por ejemplo, una bolsa de 60 metros de largo es dividida en 10 ambientes de 6 mts cada uno). La medición comienza a realizarse una vez estabilizada la bolsa (entre 7 a 15 días después del armado) y cada 20 ó 25 días de acuerdo a las características del grano almacenado. Para llevarla adelante, se utiliza un instrumento que, en su interior, consta de una bomba para la captura del gas.
Se trata de una medición rápida y sencilla que insume alrededor de 7 minutos para monitorear una bolsa de estas longitudes, en comparación con otros monitoreos como el calado que toman cerca de 2 horas para hacerlo.
"Actualmente, en el mercado existen diferentes tipos de productos para el monitoreo de la calidad de los granos almacenados con mayores o menores prestaciones (medición de oxígeno, humedad y otros) y todos cuentan con un soft que grafica cuál es la evolución en la concentración del CO2 en cada ambiente de la bolsa, transformándose en un sistema de alarma para la toma de decisiones", indicó el Ing. Agr. Ricardo Rodríguez del INTA Famaillá.

Revista PRODUCCION: Almacenamiento de granos: el ahorro de conservarlos mejor
 
Mayor información:
Ing. Agr. Ricardo Rodríguez - rirodriguez@correo.inta.gov.ar
Ing. Agr. Pablo Saleme - psaleme@correo.inta.gov.ar
Ing. Agr. Luis Vicini - lvicini@correo.inta.gov.ar
Precop II - INTA EEA Famaillá

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 30 y 31 de la edición en papel de la revista de Julio / Agosto 2011.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2020 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman