Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Mar (2021)/Abr 2021


Citrus

Limones: La campaña citrícola avanza lentamente en Tucumán, buscando superar los desafíos que les plantean los altos costos y la incertidumbre comercial

Desde Revista Producción dialogamos con el ingeniero agrónomo, productor y asesor Gastón Guerineau, quien nos trazó un panorama sobre el presente que atraviesa la actividad, a la vez que dibujó los desafíos inmediatos que enfrenta el sector citrícola.

Revista PRODUCCION: Limones: La campaña citrícola avanza lentamente en Tucumán, buscando superar los desafíos que les plantean los altos costos y la incertidumbre comercial
 
Revista PRODUCCION: Limones: La campaña citrícola avanza lentamente en Tucumán, buscando superar los desafíos que les plantean los altos costos y la incertidumbre comercial
 

¿Cómo evalúa está hoy el desarrollo de la campaña citrícola en Tucumán?
¿Hay diferencias entre las zonas productivas del llano vs el pedemonte?

Esta campaña citrícola se caracteriza por la incertidumbre. Hasta el momento es incierto si podremos exportar a la Unión Europea en condiciones normales; por otro lado, y a pesar de que ya hay varios datos sobre la producción 2021, también es incierta la producción total de limón en Tucumán, así como son inciertos los valores de la fruta para procesamiento industrial que recibirán los productores.
Y en cuanto a las diferencias productivas, se hacen notables entre la zona centro de Tucumán, que no sufrió tanto la sequía primaveral, respecto de las zonas Norte y Sur, siempre y cuando en éstas dos últimas no hubieran tenido riego.
En la primavera pasada (2020) la sequía fue importante. ¿Esto condicionó los volúmenes y calibres de los limones que hoy tenemos en planta y/o estamos cosechando?
La sequía de la primavera 2020 fue muy significativa. Hasta este momento ha sido muy importante en cuanto al amarre de los cuajes en los árboles y al calibre de la fruta de segunda o tercera floración. Esto va a ser muy significativo para la producción de este año, dependiendo también, de forma muy importante, de las lluvias de fines de marzo y abril de 2021, y también de la presencia de fríos muy significativos a partir de mayo.


El factor climático siempre es importante. Las lluvias, durante este verano, ¿qué impacto tuvieron y vienen teniendo? ¿Y qué proyectan sobre el futuro: con menos lluvias y si aparece el frío?
Las lluvias, durante el verano y una vez superada la sequía, han sido lo suficientemente buenas como para permitir una producción aceptable, y hasta ahora no lo suficientemente fuertes como para provocar problemas de calidad. Así que es de esperar que éste sea un año muy benigno en cuanto a enfermedades cuarentenarias, y que la calidad cosmética de la fruta acompañe.


¿Hoy sólo se está exportando a Rusia, y se puede decir algo sobre los precios y volúmenes y expectativas de enviar a otros mercados?
No hay todavía certidumbre sobre los precios en el exterior. Recién comienza la campaña “No” Unión Europea (UE), y los valores van a estar dados cuando esa fruta se venda en dichos mercados, así que debemos esperar su llegada para conocer su verdadero valor.
El mercado de EEUU para a ser muy significativo para nosotros, pero todavía no se sabe qué puede pasar con los precios.
Y para enviar a la UE todavía no estamos habilitados; de todas maneras, sabemos que allí hay suficiente limón español, por ahora, para autoabastecerse.


¿En qué situación se encuentra el sector industrial citrícola?
La industria citrícola se encuentra con toda su capacidad instalada. Se cree que va a ser un año demandante de fruta debido a la baja de producción, pero eso lo sabremos más adelante en función de cómo se vaya comportando el clima en la provincia. Todavía hay stock de productos industriales del año pasado que no fue vendido, esperando un mejor momento para su comercialización.


¿Cómo vienen funcionando los controles fitosanitarios que llevan adelante Afinoa y Senasa? ¿Hay más detecciones de ingreso irregular de fruta?
Los controles fitosanitarios del Senasa, en conjunto con Afinoa, están muy bien encaminados, como siempre. Pero este año, particularmente, están siendo muy firmes en el cumplimiento de las normas, incluso solicitando la aplicación de determinados agroquímicos para asegurar una fruta sin problemas. Todo este trabajo debería dar sus frutos en la temporada de exportación, permitiendo llegar a todos los mercados del mundo, no sólo sin enfermedades cuarentenarias, sino también con una calidad superior que debe ser la que siempre caracterizó a Tucumán.


Siguen de cerca la evolución climática
La ingeniera agrónoma Diana Chediack, propietaria de una pequeña quinta citrícola en la zona de El Chañar -localidad ubicada en el Departamento Burruyacu, en el noreste de la provincia, a 20 km de San Miguel de Tucumán-, realizó una síntesis sobre la evolución de la campaña limonera para Revista Producción.
“La evolución de esta campaña citrícola en Tucumán depende de lo que suceda en los próximos 25 y 30 días; si tenemos lluvias y el invierno es benigno, habrá una cantidad considerable de limones. Pero si las lluvias se cortan aquí y aparece el frío, en ese caso estimo que habrá una disminución importante de los volúmenes de producción”, comenzó diciendo. “O sea que hay más limón para agosto/septiembre, que para ahora marzo/abril”, acotó-
“Hasta el momento -agregó- el limón viene bastante tardío por el impacto que tuvo en las plantaciones la primavera pasada (2020), donde enfrentamos una sequía histórica que nos provocó muchos daños a los productores citrícolas”.
Sobre los precios de industria, “aún no hay valores anunciados”, dijo Chediack.
En exportación, “para enviar a Rusia pagan $ 400 la bandeja de limón de 20 kg (precio en el árbol)”, explicó. “Este es un valor de la semana del 8 de marzo; pero aún no hay precio para los próximos tiempos”, agregó.
Una novedad es que en el sur de Tucumán comenzaron a comercializar limones “crudos”, de calibre 62 (son limones grandes), y aclaró: “hay poco volumen”.


Los robos en las fincas
“Este problema y flagelo se sigue manteniendo. Hacemos las denuncias en las comisarías de las cercanías de cada explotación citrícola, pero conseguimos escasas respuestas favorables. Es un problema grave, muy grave. La policía actúa con firmeza cuando podemos aportarles información segura, caso contrario no logramos soluciones. Los rondines en las fincas están y cumplen, pero no podemos poner en riesgo sus vidas. Lamentablemente, es una costumbre muy corriente que se vendan limones robados en Tucumán, en las esquinas semaforizadas, e incluso utilizan changuitos, como de los supermercados para ofrecer limones. Incluso, hasta detectamos venta de plantines de limones robados, así que estamos muy preocupados”, describió Chediack.


Y agregó: “La verdad es que la falta de trabajo repotenció este flagelo. Espero que, con la cosecha, la gente tenga trabajo y haya menos delitos. Y también es necesario que, en esta crisis sanitaria, vuelva la actividad en las escuelas y los chicos a las aulas, con lo cual muchos de ellos, en las zonas agrícolas, dejen el delito”. “Y también enfrentamos otro problema: las ocupaciones, a los ‘okupas’. Y es una cuestión muy difícil poder sacarlos. En resumen: es muy grave la cuestión social en Tucumán”, concluyó la productora.

Por: Daniel A. Vaca



Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 18, 19, 20 y 21 de la edición en papel de la revista de Marzo (2021) / Abril 2021.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. Repblica Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman