Revista ProduccionRevista Produccion
     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     

Noticias INTA
Regresar al Sumario Mayo (2017) / Junio 2017

Técnica del aro: medir la eficiencia para reducir las pérdidas

Revista PRODUCCION: Técnica del aro: medir la eficiencia para reducir las pérdidas
 

El procedimiento, desarrollado por el INTA, estima las mermas de precosecha y las provocadas por la máquina. Se utiliza en cultivos de soja, trigo, cebada, sorgo y, con algunas variantes, se adapta a maíz y girasol.
Ell desafío es sencillo: requiere un buen observador y cuatro aros de 56 cm de diámetro, que pueden ser tapas de tanques de 200 litros. De aplicación directa en el campo, el procedimiento desarrollado por el INTA permite calcular pérdidas de precosecha –por causas naturales o manejo ineficiente de la producción– y mermas específicas asociadas con el proceso de recolección, en general ocasionadas por la máquina.
Juan Giordano, del INTA Rafaela –Santa Fe– afirmó: “Esta metodología permite analizar si la cosechadora trabaja de forma eficiente –por debajo de los niveles de tolerancia establecidos por el INTA– y, en casos de valores superiores a la tolerancia, es un indicador para revisar el proceso, identificar las causas y hacer los ajustes necesarios en los equipos”.
La primera parte del trabajo se enfoca en las pérdidas de precosecha. Para esto, deben colocarse cuatro aros de alambre de 56 centímetros de diámetro en una zona representativa del lote y juntar los granos y vainas que estén sueltos dentro de cada uno. Dato: las vainas que estén adheridas a la planta, pero por debajo de la altura de corte, cuentan como disminuciones, ya que no serán alcanzadas por el cabezal.
Cumplido ese paso, se continúa por la estimación de mermas provocadas por la máquina. “Se arrojan cuatro aros ciegos: uno debajo del cajón de zarandas –zona central– y otros tres en el área del cabezal”, explicó Giordano. Esta práctica se realiza después del paso del cabezal y antes de que el material sea expulsado por el equipo. “La cosechadora debe trabajar de manera normal, con desparramador y espaciador activados”, especificó. imos días.


Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en la página Nº 22 de la edición en papel de la revista de Mayo (2017) / Junio 2017.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2017 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman