Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

May/Jun 2016


Citrus

los limones del noa ya golpean las puertas de estados unidos

Daniel Lucci, referente del sector citrícola, sostiene que es muy probable que en 2017 el limón tucumano pueda reingresar al mercado de los Estados Unidos y advirtió que los primeros envíos no serán superiores a las 20 mil toneladas de fruta fresca.

El reingreso de los limones tucumanos al mercado de los Estados Unidos está a la vuelta de la esquina. Sólo resta una declaración formal, una publicación, en donde los Estados Unidos manifiesten abiertas las importaciones de la fruta fresca tucumana desde la Argentina para que el sector citrícola comience de nuevo a abastecer al gran mercado del Norte. Así lo reconoció el empresario del sector, Daniel Lucci, en diálogo con Revista PRODUCCIÓN, tras un encuentro organizado por la Fundación Federalismo y Libertad, en la que se refirió a la situación actual del sector productivo y sus perspectivas en el plano local y mundial, en el nuevo contexto político argentino.
Y es que Lucci, apellido muy ligado no sólo al sector citrícola sino a toda la actividad agropecuaria en la Región NOA, sostiene que con la llegada del nuevo gobierno, para el sector productivo del país se abren grandes posibilidades para trabajar, crecer e invertir, cosa que -según dijo- se habían dejado de hacer en los últimos 12 años.
En lo que hace específicamente al tema de la reapertura del mercado estadounidense, Lucci señaló que pasaron 15 años de veda para la comercialización del limón tucumano en dicho mercado al que hay que conquistarlo porque es muy importante, no tanto por la cantidad de fruta fresca que se pueda llegar a enviar, sino por el prestigio que da poder competir y compartir góndolas con la producción local de dicho país.
"La apertura del mercado americano reafirmará la calidad de nuestra fruta cuya producción cumple con todas las normativas fitosanitarias que se requieren para ingresar a los Estados Unidos y a cualquier país del mundo. "Hemos cumplido con todas las normativas legales y por eso estamos esperando que nos habiliten al reingreso de nuestro limón a uno de los mercados más importantes del mundo".
"Volver a exportar nuestros limones a Estados Unidos lo vemos muy cerca. Ya hemos cumplimentado todos los requisitos técnicos entre el SENASA y del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA-Aphis,) y ahora estamos en la puerta de la publicación de la norma en el Boletín Oficial de dicho país para la recepción de comentarios".
Agregó que en la visita a nuestro país, el presidente norteamericano, Barak Obama, prometió que el tema de la publicación iba a avanzar rápido (no más de 60 días) antes de que los tiempos políticos eleccionarios en los Estados Unidos compliquen las negociaciones. "Así que si todo marcha bien y nada nuevo o inesperado aparece en el camino, esperamos que en la primavera boreal de 2017 estemos volviendo al mercado de los Estados Unidos con nuestros limones".
Para Daniel Lucci, la cantidad de limones que se podrían exportar el primer año no sería importante. "La cantidad no sería demasiada porque venimos prometiendo a la propia producción americana una actitud disciplinada en el plano comercial. Eso significa no dañar los valores a los que ellos están acostumbrados a manejar con sus limones dentro del mercado doméstico y de exportación".
En ese sentido, especuló que se podría exportar de un 10 a un 15 por ciento de nuestro volumen actual de venta al mundo. "O sea que, si estamos moviendo entre 200 y 300 mil toneladas al año, estamos hablando de entre 20 y 30 mil toneladas de limones adicionales para comercializar en el mercado norteamericano".
Vale aclarar que Tucumán exportó limón a esa plaza entre 2000 y 2001, pero luego de las exportaciones del segundo año, la justicia estadounidense suspendió el ingreso de la fruta. Los argumentos de los Estados Unidos fueron "la protección de la sanidad vegetal de su fruta", a partir de la sospecha de que los limones tucumanos podrían ser transmisores de una bacteria. En 2012 la Argentina presentó un trabajo científico que demostraba la condición del limón como no hospedante de Clorosis Variegada de los Citrus y que sostenía que las semillas de cualquier especie cítrica del país no transmitían la bacteria que lo ocasiona. En 2000, el primer año en que exportaron limones a EE.UU., se enviaron 7.400 toneladas; mientras que en 2001 se pasó a 20.000 toneladas, cifra muy similar a la que se piensa que se podría enviar en 2017.
Al ser consultado sobre el avance de la zafra limonera, Lucci reconoció que comenzó este año con buenas perspectivas. "Son buenas en la medida en que Tucumán trabaje bien y responsablemente. Hay un clima muy húmedo que de alguna manera está comprometiendo fitosanitariamente a la fruta, por eso creo que va haber que trabajar con mucho cuidado, seriedad y responsabilidad para evitar que los mercados europeos tengan una reacción adversa ante cualquier evento sanitario desfavorable. Pero los volúmenes vienen muy bien por lo que creemos, será un año de mucho trabajo y producción por lo que esperamos mantener los valores de la fruta".
Lucci también dijo que tantos años de "desmanejos" en la política agropecuaria nacional hizo que se produjeran situaciones poco gratas en el mercado internacional. Si bien todo sigue casi igual, lamentablemente tantos años de no competitividad de la Argentina han hecho que algunos otros sectores limoneros del mundo comiencen a operar y a participar del mercado global complicándonos y dificultándonos en poco nosotros.
Sobre el aumento de trabajo del sector industrial en materia de subproductos, el empresario citrícola sostuvo que la industria del limón tucumano de alguna manera regula entre lo que se exporta y lo que produce, de ahí su importancia. "La industria viene trabajando bien y este año va a tener un gran volumen de fruta para procesar. Espero que eso no impacte de forma negativa en el precio de los subproductos como jugos, cáscara deshidratada y aceites esenciales".
Pero el industrial no habló sólo del sector citrícola. También se refirió a los demás sectores rurales de la provincia ya que a través de su empresa incursiona en la agroindustria azucarera, producción de granos y en la ganadería. Por eso habló un rato largo de lo que podría pasar con las distintas actividades sin olvidarse de lo que dejó el gobierno nacional que se fue. "Todos sabemos que Argentina es un país que puede alimentar a 400 millones de personas y nosotros somos solamente el 10 por ciento, por lo que tenemos una gran posibilidad de exportar los excedentes de lo que producimos, aunque el desafío está en poder exportar muchos más productos con valor agregado. Piensen que un iPhone (teléfono inteligente) cuesta entre 2 y 3 toneladas de soja, y que un camión de soja equivale a 10 iPhone; pero no pensemos en hacer un iPhone que nos queda tecnológicamente muy lejos, pero si darle cientos de oportunidades de agregación de valor a la soja y así contribuir a la economía argentina. Pero para eso hacen falta políticas federales activas".
Para Lucci, el gobierno nacional tiene que entender que no va a federalizar a la producción con palabras, sino federalizando la producción en su lugar de origen, dentro de las economías regionales. "Eso evitará que los 44 millones de argentinos terminemos viviendo o dependiendo de los puertos, entre Rosario y Buenos Aires".
Asimismo, explicó que el 80 por ciento de las proteínas animales que se consumen en la región NOA provienen de la zona núcleo del país, ya sea vaca, cerdo, pollo, huevo. "Aquí (en el Norte) producimos lo que esos animales comen y lo bajamos para el puerto; allá (en la zona núcleo) lo transforman, lo vuelven a subir y recién lo comemos nosotros. Así que cada vez que alguien aquí en el Norte come una pata de pollo o una costilla de asado, pagaron la logística ida y vuelta hasta el puerto, del grano o proteína vegetal que transformó ese pollo".
Entonces se preguntó: ¿Por qué no se hace esa transformación en nuestra región? "Porque hacen falta políticas federales activas que permitan y promuevan la implantación de esa cadena de valor en la zona. Hacen falta créditos accesibles, repagables, blandos para inversión y para capital de trabajo a tasas razonables. Sabemos que este nuevo gobierno va en ese camino y por eso tenemos una visión más optimista".
El empresario se quejó, sin embargo, de la dura herencia que dejó doce años de gobierno kirchnerista. "Aparte de una elevada inflación que impide hasta el día de hoy trabajar tranquilo, nos dejó la destrucción de la cultura del trabajo, la imposibilidad cierta de que empresas que contratan mano de obra intensiva como la citrícola en Tucumán puedan salir a buscar gente para trabajar y que tengan ganas de trabajar, que no esté especulando con el subsidio o vivir de la dádiva del gobierno. Nos dejó el miedo a invertir, el estado se volvió tan intervencionista, tan regulador y tan manipulador de la economía que cualquier empresario por más probo o valiente que fuese, tenga miedo a invertir". "De hecho -dijo- nadie invertía en Argentina porque era un país dedicado al consumo, al consumo ficticio dado por lo que le quitaban a ciertos sectores para darle a otros sectores, sin pensar en la producción o en la productividad. El gobierno se metió con el ánimo de los empresarios y eso es lo peor que podía pasar aquí porque una cosa es que nos metan la mano en el bolsillo, pero otra es que nos quiten las ganas de hacer".
Para el empresario citrícola, a partir del 10 de diciembre hay un antes y un después para el productor argentino. "El productor, llámese cañero, citrícola, sojero, de manzanas o aceitunas, estába parado esperando que se produzca un milagro para todos los que creemos en la iniciativa privada, en los emprendedores, en la libre empresa y en las propias capacidades personales de cada uno. El cambio nos devolvió la ambición de volver a hacer, de volver a apostar, de ser mejores emprendedores, empresarios, y mejores trabajadores y ciudadanos". Sin embargo, sostuvo que hay muchos deberes por hacer porque si bien es optimista, reconoce que el contexto actual es duro, y lo único que está bien son las expectativas que se tienen del gobierno.
"La caña de azúcar es la principal actividad del la provincia, cuenta con 250 mil hectáreas implantadas, pero no gana ni un peso. El sector vende una bolsa de azúcar a 200 pesos que es el valor de hace 2 años, por lo que hoy tendría que vender a 400 pesos para tener la rentabilidad que la actividad tenía hace tres años. Qué pasa que no podemos ordenar ni regular a la actividad azucarera, aún en un marco de protección como lo tiene la caña en Argentina. El precio de la caña no cubre los costos productivos. "Hoy pagan por kilo 4 pesos y el valor al consumidor es de 10 pesos".
"La citricultura por ejemplo, es una actividad que demostró la inteligencia que en la caña no se observa. Porque de manera colectiva el sector puede formar el precio y definir niveles de rentabilidad razonable. Si bien el azúcar no es formadora de precio a nivel global, sí puede resolver su situación en el mercado interno definiendo claramente qué cuota de azúcar se destina a alcohol, qué cantidad se exporta y qué porcentaje se vende en el mercado interno, de acuerdo a la demanda y necesidad, para tonificar el precio".
Por último dijo que la citricultura es la única actividad regional a nivel país que dio una nota distintiva respecto al resto. Por ejemplo, señaló que la mandarina y las naranjas del Litoral se fundieron en la década kirchnerista; las manzanas y peras del Valle de Río Negro también, al igual que las uvas de San Juan que su producción se hizo inviable, como la olivo-cultura de La Rioja y Catamarca. ¿Qué hicimos nosotros para defendernos?, nos sentamos en una mesa y todos juntos buscamos avanzar por la vía de la calidad para sostener el valor del producto. Eso nos permitió pasar honrosamente la década pasada".

Revista PRODUCCION: los limones del noa ya golpean las puertas de estados unidos
 
Revista PRODUCCION: los limones del noa ya golpean las puertas de estados unidos
 
Revista PRODUCCION: los limones del noa ya golpean las puertas de estados unidos
 
Revista PRODUCCION: los limones del noa ya golpean las puertas de estados unidos
 

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 24 y 27 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2016.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2020 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman