Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

Nov/Dic 2013


Citrus

Acuerdo para blindar a la actividad limonera del temible HLB

En la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres, se firmó un importante acuerdo entre las provincias de Tucumán, Salta, Jujuy y Catamarca, para coordinar políticas y acciones tendientes a fortalecer los controles fitosanitarios en la región del NOA.

La idea no es otra que preservar la región, que se encuentra libre de Clorosis Variegada de los Cítricos (CVC), de leprosis y del HLB, creando las condiciones necesarias para que las cuatro provincias sean blindadas al ingreso de dichas enfermedades.
La firma del acuerdo, contó con la presencia del secretario de Agricultura de la Nación, Lorenzo Basso, del Ministro de Desarrollo Productivo de Tucumán, Jorge Feijóo, y técnicos y especialistas del sector de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres, entre ellos Daniel Ploper y el investigador Hernán Salas.
En la oportunidad se dieron las instrucciones necesarias para que el Senasa pueda declarar a la región como zonas libres de estas enfermedades y que gestione la implementación de un sistema de prevención, teniendo en cuenta la importancia de la citricultura para la región NOA, que significa el 58% de la producción total del país, el 60% del valor de las exportaciones de frutas fresca y el 90% del valor de las exportaciones de productos industrializados.
Revista PRODUCCIÓN dialogó con Hernán Salas quien se refirió a la importancia del acuerdo firmado en pos de favorecer tanto la producción como la comercialización citrícola del NOA, como así también a otras cuestiones que tienen que ver con la situación actual del sector limonero argentino.
La realidad nos demuestra que la enfermedad va avanzando por distintos países y en ellos por distintos lugares. En Argentina está presente desde este año en la provincia de Misiones donde se pudieron constatar al menos 10 casos de brote de la enfermedad y que hoy ya serían 43 casos. Hay riesgo de que esta enfermedad siga avanzando en la región y que se propague a otras si no hay controles adecuados y conciencias. Es una enfermedad que tiene un poder de destrucción muy grande contra la planta y puede tener una incidencia muy grande en la producción citrócola nacional porque produce una merma significativa en cantidad y calidad de la planta y lo más importante es que esta enfermedad no tiene cura. Esta enfermedad es producida por una bacteria que es a su vez producida por un insecto vector que está presente en las vecinas provincias de Salta y de Jujuy.

¿O sea que ya está presente en la región?
No en las plantación en sí, pero sí en alguno sectores de Salta y Jujuy. En Tucumán no. Hubo una detección en plantas domiciliarias pero no hemos detectado nuevos focos del insecto vector (Diaphorina Citri). En Salta y en Jujuy sí se vio al insecto y por eso allí se está trabajando para combatirlo.


 


Y como se lo puede erradicar al insecto?


Lo fundamental en estos casos es que tanto el público en general como técnicos agrónomos y los actores principales del sector limonero entiendan que es de alto riesgo que se introduzca ese insecto en la provincia. Por eso deben evitar de traer material que no esté certificado. No se puede trasladar fruta que no esté procesada tampoco porque ahí puede ir el insecto. No se pueden traer materiales cítricos ni plantas de otras regiones u otro país. Es muy importante la función que puedan ejercer los puestos fronterizos en materia de control y vigilancia en todos los límites de la región. La salud de la citricultura tucumana depende de un enorme compromiso del pueblo en general y del sector productivo en particular; que todos seamos concientes de que la entrada de este problema a la provincia puede ser de un impacto negativo muy grande para la economía local teniendo en cuenta la cantidad de familias que dependen de esta agroindustria. Es muy delicado el tema. Hay que estar muy alerta, atento y prevenir la entrada del insecto vector. Tucumán debe hacer el esfuerzo necesario para estar libre de esta enfermedad. Las barreras sanitarias son fundamentales, son la clave en la defensa por evitar la entrada de esta enfermedad, y todo lo que se pueda hacer para mejorar las condiciones de las barreras existentes, y de crear nuevas barreras y de pasos de control en otros accesos a la región, va a ser de gran importancia por el enorme beneficio que traerá para la actividad citrícola en el NOA.


 


¿Y en el caso el CVC...?
El CVC no es un problema para los limoneros ya que es un problema para el caso de la naranja, o sea para provincias como Salta y Jujuy donde se produce esa fruta en escala. No es un problema de Tucumán.

¿De qué manera afectó la sequía al sector limonero de la provincia?
La sequía tuvo una fuerte repercusión en el sector limonero al punto de que la producción futura de fruta fresca va a verse afectada. Venimos saliendo de una helada muy fuerte que dejó muchas quintas con mucho daño, y entramos en una sequía muy prolongada que desde ya, dañó a la planta. A éstos hay que tenerlos presentes y por lo tanto ser concientes de que vamos a tener una merma de la producción. Eso es algo que se puede vislumbrar desde ya. No es conveniente hacer predicciones sobre lo que pasará en la campaña venidera, es una situación que puede variar por las lluvias, pero no hay dudas de que habrá igualmente una reducción en cantidad de fruta.

Muchos productores medianos y pequeños pueden estar golpeados económicamente para afrontar la próxima campaña...
Más allá de eso, lo mismo hay que tratar de trabajar bien las quintas y mantener la buena calidad de la fruta que es algo distintivo de la producción limonera local. Lo mismo hay que hacer todas las tareas que correspondan para poder mantener todos los mercados que con tanto esfuerzo se han ganado.

Hace unos días participó en una "Jornada Cítrica" en el marco del Congreso Argentino de Horticultura.
Si, allí abordé temas de actualización como la poscosecha, el mercado, la prevención de enfermedades y el HLB. Abarcamos temas relacionados con el manejo cultural y agrícola de las plantaciones y el manejo sanitario, y también incorporamos otros elementos como son las certificaciones sobre Agricultura Inteligente, Huella de Carbono y Huella Hídrica. Estas certificaciones, si bien no se exigen aún a la actividad, es algo que para algunos agro-alimentos ya empezó a tener su importancia en Europa y en varios mercados. Hoy no hay exigencias, pero creemos que es necesario informar al sector productivo para que vaya relevando información, para estar preparados el día de mañana, si son exigidas o sin son restrictivas comercialmente.

Sobre la última campaña limonera ¿qué nos puede decir?
La campaña terminó en forma anticipada por la sequía y las heladas. Hubo muchas quintas que quedaron con muchos daños por el frío. A esto se suma el proceso de sequía que ya veníamos sufriendo desde hace un par de años. Creo que el productor tiene que empezar a medir que en 2014 habrá una merma en la producción; si bien hoy no podemos hablar de porcentaje, pero lo que sí es seguro es que habrá una reducción, lo que dependerá de cómo sean las floraciones, de las precipitaciones que vamos a tener en el verano. Como dije antes, si bien la nueva campaña será incierta, no tiene que ser un motivo para aflojar en cuanto al manejo, porque en Tucumán, sus cítricos, tienen un sitio ganado en los mercados en base a su calidad. Por eso, no sería recomendable bajar o disminuir las prácticas de control, teniendo en cuenta que siempre hay que tratar de conservar, y aún mejorar la calidad del producto. No hay que disminuir las aplicaciones de fungicidas o pensar que porque hubo sequía no va a haber problemas de enfermedades. Las enfermedades están siempre; en los años lluviosos son más intensas, porque hay enfermedades que son endémicas y siempre están.


El acuerdo busca entre otras cosas:

• Coordinar políticas y acciones tendientes a fortalecer los controles fitosanitarios en la región para preservar al Noroeste Argentino -aún libre- de HLB, CVC y Leprosis de los cítricos.
• Realizar las gestiones necesarias ante el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), a los fines que se declare al Noroeste Argentino como región libre de CVC, y habilitar la implementación de un sistema de prevención al ingreso de esta enfermedad y otras como HLB y Leprosis de los cítricos.
• Es necesario considerar que la producción citrícola del NOA representa el 58% de la producción total del país, el 60% del valor de las exportaciones de cítricos frescos (u$s 200.000.000 aproximadamente) y más del 90% del valor de las exportaciones de productos industrializados (u$s 340.000.000).

Revista PRODUCCION: Acuerdo para blindar a la actividad limonera del temible HLB
 
Revista PRODUCCION: Acuerdo para blindar a la actividad limonera del temible HLB
Esta enfermedad es producida por una bacteria que es a su vez producida por un insecto vector que está presente en las vecinas provincias de Salta y de Jujuy.
 
Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 30, 31 y 32 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2013.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2019 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman