Revista ProduccionRevista Produccion
     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

Nov/Dic 2016


Caña de azúcar

azúcar: que el semáforo no tape el bosque

El sector azucarero atraviesa un buen momento merced a los buenos precios del producto tanto en el mercado local como en el internacional. Además, el clima se portó bien y la producción podría superar a la de la campaña pasada. Pero a alguien se le ocurrió que el azúcar es “dañina” para la salud y por eso la quieren combatir. “Implementar la etiqueta semáforo sería perjudicial para el sector”.

Si bien la zafra azucarera en Tucumán comenzó "con el pie izquierdo", y debió lidiar con problemas de índole climáticos, económicos y financieros, con el correr de los días el sol comenzó a salir para la "Madre Industria" y hoy se puede decir que está atravesando un buen momento tanto en materia de productividad como de precios. Así las cosas, Revista PRODUCCIÓN entrevistó a Julio Colombres, presidente del Centro Azucarero Regional Tucumán (CART) quien coincidió con la buena situación que vive la agroindustria aunque al final abrió el "paraguas" porque hay intereses de sectores ajenos a la actividad que podrían perjudicar su normal desenvolvimiento en el corto plazo.

¿Cómo se está desarrollando la zafra en este tramo final de la molienda, tanto en precios como en producción?
En relación al año pasado, este año fue mejor. El año pasado, el precio del azúcar en Tucumán estuvo en el orden de los 200 pesos la bolsa de 50 kilos, y en estos momentos estamos en el orden de los 400 a 420 pesos, lo que significa una mejora sustancial del orden del 100 por ciento. También en materia de azúcar para exportación el precio pasó de 10 centavos de dólar por libra y en estos momentos está casi en 23 centavos de dólar, lo que también significa una suba cercana a 120 por ciento a lo que hay que sumar que se dio una devaluación de la moneda permitiendo hoy que las exportaciones producen la misma caja que tendría el azúcar en el mercado interno. Además tenemos que sumar la resolución 44 del Ministerio de Energía de la Nación que incrementó la cuota de alcohol para el corte de naftas pasando del 10 al 12 por ciento a un buen precio, se emparejó al sector cañero con el del maíz. Antes del anuncio se venían usando al año, unos 830.000 metros cúbicos de etanol para las naftas. Hay cinco plantas para etanol de maíz y 9 de la industria azucarera en el país y estos dos puntos más en el corte significan unos 160.000 metros cúbicos más. Se le dio cupo a gente que no lo tenía y se logró más equidad en este segmento.

¿Y en cuanto a la producción?
En cuanto a la marcha de la zafra azucarera en sí, en la provincia podemos decir que el clima se portó bien y está ayudando mucho en este último tramo. Estamos en noviembre y los rendimientos de la caña en las fábricas se ubican entre 11,4 y 11 por ciento, cuando se supone que para estas fechas debería haber bajado un poco por lo que es muy factible que se supere la producción de 2015. Creo que deberíamos tener un período de interzafra con precios del azúcar en suba porque el mercado está ordenado y el precio del producto de exportación es bueno. Ya están en los puertos de Rosario el 60 por ciento del total del azúcar que hay que exportar mientras que el resto se irá sacando entre diciembre y abril. Se estima que este año se exportarían en el orden de las 400 y 500 mil toneladas de azúcar. Parte del azúcar de la presente zafra, se hará alcohol directamente.

¿A mayo, con qué nivel de stock se va a llegar?
En materia de stock se irá a dejar alrededor de unas 100 a 120 mil toneladas de azúcar o un mes de cosecha, para evitar cualquier contingencia de mercado y evitar así desabastecimiento.
¿Hasta cuándo podrían a moler los ingenios en Tucumán?
Varios ingenios van a terminar la zafra ahora, en noviembre, y algunos, muy pocos, van a seguir moliendo hasta la primera semana de diciembre o bien hasta que el clima se lo permita, ya que de producirse lluvias intensas se termina la zafra inmediatamente.

¿Todavía queda mucha caña en pie para ser molida?
Hay mucha caña en pie todavía, al punto que de molerse todo y con buen rendimiento, se podrían elaborar unas 200 mil toneladas de azúcar. Hasta ahora (principios de noviembre) la producción está por arriba de lo elaborado a igual fecha de la zafra pasada; algo así como 45 mil toneladas. Estos nos da la pauta de que al final de la molienda se van a superar las cifras de producción del año pasado favorecidos por el clima. Hay que ver que en la zafra 2015/2016 los ingenios en Tucumán produjeron algo más de 1,5 millón de toneladas de azúcar, y los de Salta y Jujuy, aportaron otras 851.000 toneladas. La producción de alcohol en la provincia fue de 250 millones de litros, tanto para etanol como para alcohol de 96°.

Y hablando de alcohol, este subproducto vino a aportar fuerte dentro del sector azucarero…
En materia de elaboración de alcohol se está fabricando más y se está entregando también más teniendo en cuenta que el año pasado el alcohol buen gusto que se elaboraba se lo vendía a determinado precio (bajo) y como anhidro con otro precio mejor. Pero independientemente de eso hay ingenios que están instalando deshidratadoras, pero todavía no están listas, están en proceso, pero para el año que viene estarán en funcionamiento y eso les permitirá obtener mejores valores por el alcohol elaborado en sus plantas. Tanto Atanor (Concepción y Marapa), como los ingenios Leales y Bella Vista, están en proceso de instalación de nuevas deshidratadoras, para tratar de sacarle el agua y vender a mejor precio el alcohol en el mercado local. Los que no producen alcohol todavía en Tucumán son cuatro ingenios: Providencia, Cruz Alta, Aguilares y Ñuñorco.

El azúcar está la mira por cuestiones de salud y hay sectores que le han declarado la guerra, como ya pasó en su momento con el tabaco y la sal. ¿Podría sufrir algún tipo de restricciones?
Creo que el mundo está lleno de guerras y ésta que se le presenta al azúcar hoy, es una más. Algunas guerras son por ideales y otras son por intereses y creo que ésta que se planteó contra el azúcar tiene más que ver con los intereses. De todas maneras creo que todo alimento por más bueno que sea, si se abusa en su consumo, al final va a terminar siendo perjudicial para la salud y con el azúcar pasa algo similar. Mire, el consumo mundial de azúcar en el mundo hoy está en el orden de los 180 millones de toneladas de azúcar para el año 2030, llegaría a los 300 millones de toneladas, y en el mundo no habría terreno para producir tanta azúcar para abastecer esa demanda, ese crecimiento, por lo cual no debería ser hoy una preocupación ya que dentro de poco podría haber mucha gente subalimentada en el mundo por falta de tierras para producir. Es todo muy confuso porque estamos en el siglo XXI y todo es relativo, nada es seguro todos tienen una visión alternativa. El tema de la etiqueta semáforo no sólo representa un costo económico para el sector sino también un costo social grave y para el colmo sin haber una razón valedera para semáforos o advertencias. En las góndolas se puede poder información semáforo de todos los colores a todos los productos alimenticios porque no hay alimento que no tenga alguna contraindicación si se abusa en el consumo. Espero que prime la sensatez porque hay aquí un juego de intereses muy grandes que a la provincia de Tucumán y a las economías del noroeste argentino le haría mucho daño el hecho de que se pongan restricciones a la producción o al consumo de azúcar. La intensión es más peligrosa que la realidad porque hay intereses económicos que se quieren quedar con el mercado que abastece hoy el azúcar. Tanto en el Gobierno provincial como en el sector industrial consideraron que se trata de proyectos que afectarán a la actividad azucarera "en su conjunto" en materia de producción y empleo. Por eso se acordó un plan de acción, que incluye el trabajo mancomunado entre el Centro Azucarero Argentino y el Regional Tucumán, otras Instituciones del sector y los gobiernos provinciales involucrados. Asimismo, se destacó la necesidad de informar a los diputados y senadores nacionales de las provincias azucareras sobre el particular, especialmente para ponerlos al tanto de los efectos en los cambios de los impuestos a los alimentos azucarados en base a estudios realizados en varios países del mundo.

Ledesma mostró un fuerte interés en comprar los ingenios tucumanos del grupo Atanor…
Entiendo que Ledesma es una empresa seria. Acostumbrada a cumplir con las normas, en Tucumán podría ser un factor más de equilibrio para el sector azucarero. Me parece que el desembarco de la compañía jujeña puede ser más interesante que la llegada de otros capitales, foráneos, de alguna multinacional demasiado grande, que no compartan los mismos intereses que tienen los ingenios azucareros argentinos. No lo veo como algo malo, al contrario.
(Vale agregar que el grupo empresarial jujeño Ledesma planteó un proyecto de expansión que, en caso de concretarse, lo convertirá en la empresa con mayor participación en la agroindustria sucroalcoholera argentina: el Concepción el año pasado produjo 278.900 toneladas de azúcar y Ledesma 393.000 toneladas en 2015)

Revista PRODUCCION: azúcar: que el semáforo no tape el bosque
 
Revista PRODUCCION: azúcar: que el semáforo no tape el bosque
 
Revista PRODUCCION: azúcar: que el semáforo no tape el bosque
 
Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 26, 27 y 28 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2016.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2017 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman