Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

Sep (2018)/Oct 2018


Institucionales

el campo en tucumán sigue creciendo, produciendo y también exportando

Entrevista: Sebastián Murga

El presidente de la SRT, Sebastián Murga se refirió a la situación de los distintos sectores agropecuarios de la provincia y cómo les impactó la crisis económica y cambiaria. Asimismo, dijo que es muy probable que Tucumán muestre en el nuevo Censo Agropecuario un crecimiento importante en hectáreas productivas.

Revista PRODUCCION: el campo en tucumán sigue creciendo, produciendo y también exportando
 
Revista PRODUCCION: el campo en tucumán sigue creciendo, produciendo y también exportando
 
La economía argentina atravesó un primer semestre marcado por una crisis económica-financiera y cambiaria surgida a partir de un desmadre de la trilogía dólar-inflación-tasas, que terminó por afectar el desenvolvimiento de la mayoría de los sectores productivos del país, especialmente, aquellos llamados a abastecer el mercado interno. En medio del problema de fuga de capitales, la corrida cambiaria y el desplome del peso, el gobierno nacional debió recurrir al Fondo Monetario Internacional para que, a través de su apoyo financiero poder mantener la estabilidad del país.
Y en el medio de todo, se encuentra el sector agropecuario, tratando de sobrellevar la crisis de la mejor manera (o de la manera que se pueda) ya que desde mayo -cuando comenzó a subir el dólar-, varios sectores del campo sufrieron un verdadero freno (igual que en la industria y el consumo).
Por eso, para saber cómo la están pasando, Revista Producción dialogó con el presidente de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT), Sebastián Murga, quien está al frente de la institución desde abril pasado.
Murga aseguró de entrada que el sector rural de Tucumán no es ajeno a la actual crisis económica que aqueja al país pero se mostró optimista y confiado en que todo puede mejorar.

¿Este es un buen año para el sector agropecuario de Tucumán?
Se puede decir que sí. El 2018 es un año bueno y muy interesante sobre todo para los productores insertos en la citricultura y en los granos, principalmente en la soja, ya que a pesar de la sequía de principio del año, el sector se recompuso y anduvo mejor. En el caso de la caña de azúcar, la actividad mostró cierta recuperación tras el inicio de la zafra, pero como todos los años siguió lidiando con su problemática de los precios bajos y la necesidad de sacar excedentes al mercado externo; en lo que hace a la parte ganadera se puede decir que los productores viven una situación de alerta constante porque Tucumán tiene campos de producción intensivo con los feedlot y eso requiere gastos importantes para el engorde del animal, mientras que en el caso de los tambos, la situación se complica aún más ya los insumos del sector subieron mucho y, básicamente, el precio de la leche y de la carne casi no se han movido en las pizarras, en un escenario inflacionario que vive el país. En el caso puntual de la leche, el precio de venta del litro a la industria se mantiene casi inalterable desde hace dos años, mientras que el precio de la soja y el maíz, que son los dos productos fundamentales para alimentar este tipo de hacienda, han mostrado subas importantes en los últimos meses.

¿Cuáles son las principales preocupaciones del sector rural provincial?
Los problemas o preocupaciones son los mismos que tiene todo el país. No estamos ajenos a la situación de los demás productores del país. Aunque nosotros debemos agregar la problemática de la distancia a los puertos y el alto costo de los fletes, que es un problema que lo venimos manifestando desde hace mucho tiempo ya que incide fuertemente en el costo de producción. Otro problema tiene que ver con los caminos, la falta de infraestructura de red vial para poder sacar nuestras cosechas. La inversión en infraestructura vial debe ser una prioridad en Tucumán ya que es una provincia con una gran cantidad de actividades rurales y necesita de caminos no sólo para sacar su producción de los campos sino por una cuestión de seguridad. También está el tema impositivo, principalmente la "burocracia impositiva", que afecta a los productores ya que se pueden lanzar leyes o decretos que beneficien al sector pero si después no se puede acceder a los mismos por cuestiones burocráticas y trámites engorrosos que nos exigen, es lo mismo que no dieran nada.

Este año ¿el clima jugó a favor del productor rural?
Se puede decir que fue un bueno año climatológicamente hablando. Las lluvias fueron desparejas. Las precipitaciones se concentraron entre fines de diciembre, enero y febrero. Nos acompañaron bastante en la época que el productor la necesitó para el crecimiento de su cultivo. Por ahí, después, falto algo de precipitaciones, pero igual sirvió todo para poder realizar una buena campaña, principalmente en la parte de granos gruesos.

El monocultivo de soja ¿sigue siendo una preocupación en la provincia?
Creo que es cosa del pasado. El profesionalismo que exige hoy la agricultura impide que el verdadero productor realice monocultivos porque los campos deben rotarse. Un productor de soja sabe y es consciente de los problemas que puede acarrear exponer su campo al monocultivo, por eso un productor de soja rota su campo con maíz u otra oleaginosa. Todos los avances técnicos y científicos que hay en la actividad te exigen a que se roten sí o sí los cultivos y Tucumán produce hoy soja, maíz, sorgo, garbanzo, trigo, y hasta poroto en campos que cuentan con las condiciones de suelos aptas para tal cultivo.

La suba del dólar y la crisis cambiaria ¿cómo juegan en la economía del productor agropecuario?
Primero y principal hay que decir que el dólar debe ser competitivo para que nuestro país sea competitivo. Evidentemente esas subas que manifestó desde mayo pasado a algún sector pueden golpear, más que a otro. Por ejemplo, en el caso de la lechería la suba del dólar afecta y mucho debido a que por lo general los insumos que utiliza se pagan a precio dólar mientras que el producto se paga en el mercado local en peso. La alimentación está ligada a valor dólar. Por lo general la suba del dólar favorece a los sectores que exportan. Siempre digo que en la parte ganadera estamos muy expectantes de lo que pueda pasar con el dólar porque se disparan hacia arriba los precios de los insumos y de los productos básicos de los productores. El precio de la soja y del maíz se ha disparado en los últimos meses, con lo cual los feedlots y los tambos se vieron obligados a reacomodarse en un contexto para nada favorables a sus economías.

A nivel país, uno de los sectores del campo que más sufre es el tambero, sin embargo en Tucumán ¿el sector está algo protegido?
La cuenca de Tucumán es una cuenca que maneja alrededor de 80 mil litros de leche diaria, la mayor producción se va a la industria, que están en Santa Fe y Córdoba, otro porcentaje es para atender el programa del gobierno provincial Copa de Leche y un porcentaje menor queda para los productores. Por suerte se vende todo, el tema es el precio que no sube desde hace dos años. La gran preocupación que tenemos es encontrar la vuelta para que el sector industrial mejore el pago por el producto recibido para que no cierren más tambos.

¿La inflación golpea al productor agropecuario?
La inflación golpea a todos y somos parte de la sociedad. El hombre de campo no es ajeno a los vaivenes de la economía que golpea a todos por igual. Estamos preocupados por este tema que es un flagelo que impide crecer y quita previsibilidad.
¿Tienen problemas con los combustibles? ¿Los afecta la suba del gasoil?
Por ahora no hay problema de desabastecimiento, tal vez sí restricciones en uno que otra estación de servicio, pero no tenemos inconvenientes con los combustibles. La suba nos afecta como a todos. Impacta directamente, trasladar nuestra mercadería 800 kilómetros para exportarla o ir a los grandes mercados de concentración hortícola en Rosario o Buenos Aires nos impacta, y los fletes cortos también, hoy poner en marcha una cosechadora o un tractor con una tolva para retirar mercadería y para hacer un flete corto del campo hasta un acopio impacta mucho.

¿El sector está invirtiendo en sus campos y actividades o está esperando un mejor momento?
Hay de todo. Hay productores que compran maquinarias y otros que optan por contratar los servicios, contrata la siempre, contrata la cosecha, y hay otros que compran maquinarias y hay también contratistas que se ven en la necesidad de renovar sus maquinarias. Lo que pasa es que hoy con el nivel de las tasas de interés que tenemos la situación se complicó un poco y de alguna manera se desaceleró en este segundo semestre del año la venta de cosechadoras y tractores, por ejemplo.

Se viene el Censo Nacional Agropecuario, ¿qué podría surgir del mismo, cargados de los datos de Tucumán?
Justamente los censos agropecuarios son para conocer la situación real del campo, yo no quiero adelantarme, pero creo que al final van a arrojar datos positivos en cuanto a crecimiento de hectáreas productivas en nuestra provincia. Seguramente habrá cambio porque las superficies, extensiones de cultivos, se fueron agrandando y hay más productores, sobre todo en citrus y soja.t

Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 23, 25 y 26 de la edición en papel de la revista de Septiembre (2018) / Octubre 2018.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2018 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman