Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     

 Ganadería
Regresar al Sumario Septiembre / Octubre 2008

Los números del campo cantan la verdad

Entrevista: Felipe Goizueta

Felipe Goizueta, vicepresidente de la SRT, sostiene que el Gobierno y los sectores del campo deben dialogar francamente para no desaprovechar el buen momento de los comodities en el mundo y agrega que, a diferencia de los números del Gobierno (INDEC) los del campo no mienten.

Revista PRODUCCION: Los números del campo cantan la verdad
Felipe Goizueta. Vicepresidente de la Sociedad Rural de Tucumán
 
Revista PRODUCCION: Los números del campo cantan la verdad
 

A nivel país, se está viviendo un momento muy importante: el campo ha dicho basta al manoseo y tras 125 días de enfrentamiento con el Gobierno hay un antes y un después para el sector primario. El campo mandó un mensaje muy claro al Poder Ejecutivo y fue: Aquí estamos y somos más fuertes de lo que se imaginaban.
En este marco, y a pesar de que todos los problemas no están solucionados, porque únicamente no se agotan en una ley (la 125), los productores agropecuarios siguen con problemas, sobre todo, aquellos que trabajan dentro de las economías regionales que cargan en sus espaldas con fletes muy caros e impuestos distorsivos y abusivos.
PRODUCCIÓN mantuvo una charla con Felipe Goizueta, vicepresidente de la Sociedad Rural de Tucumán, entidad que este año cumple 100 años y que, entre sus acciones más conocidas, realiza año a año la ya tradicional Expo Tucumán, un evento donde se muestra el potencial productivo, económico y comercial de la provincia.
Sobre este tema y sobre cuestiones que hacen al hombre de campo se interrogó al dirigente.


La Expo Tucumán es la vidriera más representantiva de la Sociedad Rural de Tucumán.
Sí, al punto de que si mira a su alrededor podrá ver que hay un gran emprendimiento, un gran salón de conferencias. Hemos mejorado mucho en lo que hace al predio y estamos haciendo mucho hincapié en nuestra ganadería y lechería que hoy siguen insertas en una crisis terminal. Estamos viendo qué hacer en el marco de esta Expo con esos animales que son en toda muestra el brillo total. Está bien, la estamo pasando mal, pero los animales van a estar, y vamos a mostrarlos, a los efectos de decirles a nuestros gobernantes, tanto provinciales como nacionales, que queremos una política agropecuaria acorde a la realidad, a la gran oportunidad que no está dando el mundo y que la estamos desaprovechando por pelearnos entre nosotros.


El gobierno no está presente nuevamente.
El gobierno no tiene ningún stand, no ha reservado ninguno predio y es algo que, por ejemplo nos pone mal, no tanto por esta muestra (La Expo Tucumán), sino por lo que pasó en la Sociedad Rural Argentina en Palermo. Nos duele que instituciones técnicas como el INTA haya desarmado su stand y eso que al Instituto lo solventamos nosotros, los productores. Entonces, teniendo un stand armado en Palermo y que al igual que el stand del Gobierno de Tucumán lo hayan desarmado por connivencia con el Gobierno Central, es algo que no aceptamos.
El año pasado se fue reduciendo el número de stands del gobierno provincial y no sé por qué. Nosotros no somos políticos, lo único que queremos es que nos brinden un marco de certeza para trabajar. Nosotros no hacemos política de comité, nuestra política es a los efectos de conseguir políticas agropecuarias, porque ciertamente no están. Pero no debería ser así, más sabiendo que el campo es el motor de la economía del país, más en estos momentos que viven los comodities.


Sobre los cambios en el Gabinete de la Nación, ¿qué opina?
Mire, la llegada de Sergio Massa no me dice mucho, tal vez sea más de lo mismo. La verdad es que no lo conozco, al parecer es una persona extremadamente capaz, de acuerdo a lo que ha hecho en la ANSES, pero es demasiado joven y nosotros somos un pueblo bastante complicado, creo que se necesita más experiencia para manejar un ministerio de ese calibre.
Creo que lo que le falta al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y que no se hizo hasta el momento, es llamar a gente idónea en cada materia. Acá, los problemas del campo, se pueden solucionar, pero eso se logra con gente que entienda de campo. Porque yo no me puedo sentar a discutir sobre soja o vacas con alguien que no sepa de lo que se trata. Lo mismo, yo no me puedo sentar a discutir con alguien sobre caña de azúcar porque no entiendo, pero sí puedo hacerlo sobre soja o ganadería, entonces cuando esa discusión se dé, seguramente nos vamos a poner de acuerdo, porque esto es muy fácil, ya que en el campo los números cantan la verdad.


La llegada de Carlos Cheppi (ex presidente del INTA) a la Secretaría de Agricultura fue buena...
Él es un hombre que conoce el campo, yo espero que lo dejen hacer, porque hasta ahora la gente que conocía de campo no tenía poder y la gente que no conocía, sí tenía poder como Guillermo Moreno. Yo espero que lo escuchen. Acá se trata de hablar de ganadería y agricultura y al que sabe hay que escucharlo. Así saldremos adelante.


El ex secretario Javier De Urquiza ¿sabía de campo?
Sí sabía, pero no tenía ningún poder. Ustedes ven que en todo el conflicto, que duró 125 días, a De Urquiza jamás se lo vio, sólo apareció en la Cámara de Senadores explicando algunas cosas, pero él era el que tenía que llamarnos para llevar adelante la discusión pero jamás apareció.


El gobierno ¿puede vivir sin el campo?
Ni el gobierno puede vivir sin el campo ni el campo puede hacerlo sin el gobierno, creo que acá lo que tenemos que hacer es acompañarnos, no se trata de vivir o no vivir, podemos hacer grandes cosas juntos.


Hay un antes y un después en la vida del hombre de campo?
Seguro que hay un antes y un después. Y en el después hay un reconocimiento hacia nuestro sector. Creo que nuestros políticos hoy saben que existimos y cada acto que ellos hagan nos van a consultar, y eso es bueno. El campo es el motor de esta economía, entonces ¿por qué no llamarnos para dialogar?.


¿Tienen una deuda con la sociedad, por el apoyo que recibieron y que salieron a las plazas para pedir un cambio de actitud a la Presidenta?
El hombre de campo no tiene ninguna deuda con la sociedad, en cambio los dirigentes del sector, sí tenemos una deuda, y es que nunca explicamos quiénes somos; eso sí, la dirigencia tiene que hacer una autocrítica y decir nunca hemos sabido llegar a la sociedad.


Con retenciones al 35 por ciento ¿se puede trabajar tranquilo?
No, de ningún modo. En el NOA y en el NEA, al 35 por ciento de retenciones los medianos y pequeños productores se quedan afuera de su explotación. De eso no hay dudas. Nosotros ya lo hemos explicado. Cuando pasaron del 27,5 al 35 por ciento, nosotros dijimos que no se podía trabajar, por eso, seguimos insistiendo con el tema del flete, el tema de la compensación para los pequeños y medianos productores. Acá lo único que se hizo es no aprobar una ley de Retenciones Móviles, pero el NEA y el NOA siguen con los mismos problemas de antes. Con el 35 por ciento de retenciones la actividad de un pequeño productor no es viable.


En octubre ¿comenzarán con la siembra de soja más tranquilos?
No sé, nosotros seguimos viendo por el tema de las retenciones y queremos ver qué va a pasar con el flete, porque sinó se complica todo. Mire que los costos de los insumos en dólares han subido más del 150 por ciento, no se puede hacer, algo tenemos que conseguir.


Pero como dicen en el campo, no todo el problema con el Gobierno tiene que ver con la soja.
Es que hay una crisis tanto en el tema ganadero como en la lechería. Si eso no está solucionado, en breve habrá muchos problemas de abastecimiento en el mercado interno.
Nosotros estamos pidiendo un plan ganadero nacional, como de lechería, porque no se puede estar trabajando con un precio de 3,20 pesos el kilo de novillo vivo. A nosotros nos pagan por el mejor novillo 3,20 pesos, pero después en las carnicerías cuesta 18 pesos. Eso no es culpa nuestra, seguro que hay algunos pícaros en el medio que no somos nosotros. Lo mismo que no pueden pagar 90 centavos por el litro de leche en tambo.


Con la caída de la resolución 125 ¿quedó terminado el conflicto con el Gobierno?
Para el NOA y NEA no es una solución de fondo a sus problemas. En las economías regionales son muy importantes la yerba mate, el arroz, la caña de azúcar. Mire, se habla mucho de los pooles de siembra en el caso de la soja y acá hay que decir que hay pooles y pooles. Hay algunos que a lo mejor tienen muchas hectáreas pero que no trabajan bien, otros que están en manos de veterinarios, escribanos o agrónomos que viven en pueblos del interior y que decidieron invertir su dinero en la agricultura. Eso está bien. Por eso creo que tiene que haber una discriminación sobre cada uno de ellos. Nosotros somos concientes de que hay pooles que ayudan mucho y otros que en donde se instalan, le quitan la vida a los pueblos.


Laboralmente se habló desde el Gobierno muy mal del campo.
Mire, en ese tema se está trabajando, pero si usted pregunta a OSPRERA, podrá ver que la gente que está más en línea y con obreros en blanco, es el productor agropecuario. Puede ser que hayan ciertas actividades como la horticultura, que requiere mano de obra masiva, que haya algún problema, pero lo que es la agricultura y ganadería, yo le puede asegurar que en Tucumán el 100 por ciento está en blanco.


Si tuvieran que hacer un mea culpa, ¿cuál sería?
Si hemos carecido muchas veces de algo, es de no llegar a nuestra gente, a nuestro público, de decir quiénes somos. Enmarcado en eso, en estos momentos ya lo hicimos a través de la 125, que toda crisis, por lo general trae algo bueno, y eso ha traído esta injusta resolución: darnos a conocer.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 28 y 29 de la edición en papel de la revista de Septiembre / Octubre 2008.







©1995-2020 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman