Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

Sep/Oct 2008


Agroindustria

Las producciones más sacrificadas no tienen apoyo ni fomento

Entrevista: Bernabé Alzabé

Para el dirigente ruralista, Bernabé Alzabé, la ganadería y lechería requieren de políticas claras de parte del Gobierno Central que permitan su desarrollo y expansión en regiones extra-pampeanas, además de precios dignos acorde a la ley de la oferta y demanda.

Revista PRODUCCION: Las producciones más sacrificadas no tienen apoyo ni fomento
Bernabé Alzabé.
 

Bernabé Alzabé es productor agropecuario importante de la provincia, que alguna vez presidió la Sociedad Rural de Tucumán y también, por su capacidad resolutiva, estuvo ligado a la actividad pública dentro del área que hace al campo. Por eso, PRODUCCIÓN requirió su opinión respecto a distintas cuestiones que hoy inciden sobre el sector rural, sobre todo lo que incumbe a los productores de la región Noroeste que por estas horas está muy afligido ante políticas que se cocinan en la Casa Rosada y que son pensadas principalmente para productores que se desenvuelven en la Pampa Húmeda, con otras condiciones climáticas, de suelo, de rendimientos y de fletes.

Los productores del NOA están muy preocupados por las políticas que se diagraman para el sector y que muchas veces se aprueban sin contemplar las distintas regiones productivas.
Eso es muy real y una verdad que nos preocupa y ocupa actualmente. En lo que hace a la producción de soja, hoy por hoy, lo que nos falta resolver es el tema de los fletes que deben pagar los productores que trabajan dentro de las economías regionales, como todo lo que hace al fomento de la actividad ganadera para carne y lechería. Hay que tratar el tema del costo del flete porque tiene una gran incidencia en la economía del productor y es un castigo injusto para los hombres de campo que trabajan por estas latitudes.

Ya fue la 125, ¿temen que venga otra resolución parecida, injusta?
Creo que el tema de la Resolución 125 de alguna manera fue solucionado, ahora hay que trabajar sobre una nueva resolución y sobre una nueva política agropecuaria referida a la soja. Pero creo que es mucho más importante que eso, por lo menos en lo que hace a Tucumán, es pensar en la ganadería, en la lechería, en ese sentido quiero destacar algo que no fue considerado por el gobierno central y los senadores: el tambero posiblemente sea el productor más sacrificado dentro de la parte agropecuaria, pero sin embargo, nunca se han tratado cuestiones o elementos básicos para que realmente se ayude a desempeñar su tarea, pese a que cumple a la vez una función social tremenda con la producción de leche. Entonces, ahí se debe volcar mucho más esfuerzo que en otros sectores.

En el tema de la leche ¿hay que mejorar el tema del precio o de los costos?
En la lechería hay que mejorar el precio del litro de leche puesto en fábrica e incentivar cada día más la producción. No se olvide de que éste es un producto básico muy demandado y que en todos los países del mundo está protegido, salvo acá, en Argentina. Entonces lo que se debe hacer es favorecerla con un precio razonable y justo, en función de la oferta y la demanda, y no inventarle un precio, sino que se ajuste a la necesidad de mercado, pero con un gran apoyo para que se produzca un crecimiento de la producción, sobre todo en esta parte del país donde se ubica la cuenca extra pampeana.

Cuando se habla de precio, inmediatamente uno lo asemeja al precio de góndola que está alto.
Mire, en general el sector productivo del campo no es formador de precio, cuando se habla de que la carne está en el súper a 19 pesos el kilo no es culpa del productor, porque el ganadero no forma el precio en las góndolas, el productor vende en su propiedad y eso esta en función a la oferta y a la demanda y no pasa más de ahí. Los precios se descomponen o se desequilibran o se acomodan en el mercado una vez que sale de la tranquera del campo. Entonces ahí se presentan los problemas, o sino qué explicación hay de que un productor vende un novillo a 3,20 pesos el kilo vivo, y la gente esté pagando a 19 pesos en las carnicerías. Creo que no hay motivo real para que ese valor cambie 6 veces más sobre el que lo vende el productor.

El tema de las retenciones altas ¿muestra que el gobierno no entiende de campo o no quiere entenderlo?
Si hacemos un poco de memoria, usted se dará cuenta el por qué de la 125. Esto no empieza con las retenciones a la soja, empieza en 2006 con el problema de la carne. Si usted se acuerda, empiezan a cerrar el mercado de las exportaciones, quieren intervenir el mercado de Liniers que es uno de los mercados más importantes del mundo en comercialización de hacienda en pie; y empiezan, de a poco, a avanzar sobre la ganadería. Después de eso van sobre el trigo, después viene el problema de la leche y al último, todo lo que pasó con la soja. Es decir que el gobierno avanzó impositivamente y queriendo manejar la producción, cosa totalmente distinta a lo que ocurre en cualquier parte del mundo. Le doy un ejemplo, los gobiernos están alentando la producción agropecuaria, más con las perspectivas que tiene el mercado internacional donde se sabe que el día de mañana los costos de alimentos del mundo van a ser muy caros y escasos, entonces aquí lo que hay que tratar de hacer es lo contrario, tomar el ejemplo de Brasil que ha invertido casi 50 millones de dólares para ayudar a la producción. Aquí están limitando la producción y lo más gracioso es que se limita la exportación en función de que se dice que juega en contra del mercado interno, cuando la soja no se consume en la Argentina. En cuanto a la carne, cómo es posible que se frene la exportación, se pague 3,20 al ganadero y el precio en las góndolas esté cerca de los 20 pesos. Yo sí coincido con el gobierno en que se debe cuidar que la exportación no supere el abastecimiento interno y estoy totalmente de acuerdo que si eso llegase a ocurrir, se frene la venta al mundo para que no falte alimento en la mesa de los argentinos. Pero pensar eso en nuestro país es ridículo porque tenemos excedentes de producción en todo.

¿Cómo ve el campo el apoyo que le dio el ciudadano común en esta crisis con el Gobierno?
Quizás para algunas personas haya sido una sorpresa, para otras fue una reacción de la propia situación que se estaba viviendo con el tema de la inflación de precios minoristas, pero yo creo que el pueblo estaba esperando una situación como ésta para generar y manifestar a pleno su disconformidad con lo que se estaba viviendo, más allá de lo que le corresponda al campo.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 30 y 31 de la edición en papel de la revista de Septiembre / Octubre 2008.







©1995-2020 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman