Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

May/Jun 2009


Actualización técnica

Trigo NOA 2009

Acompañándolo con biofertilización

El cultivo de trigo y la cosecha del mismo en la campaña 2008, fue afectada por factores ambientales desfavorables

El cultivo de trigo y la cosecha del mismo en la campaña 2008, fue afectada por factores ambientales desfavorables: Altas temperaturas en períodos juveniles, heladas en períodos sensibles y escasa precipitación durante casi todo el ciclo del cultivo. Esto sucede casi todos los años con mayor o menor intensidad en estos ambientes, el riesgo siempre está latente, pero: ¿vamos a seguir dejando solo al trigo?, ¿esos 850 Kg de rendimiento promedio obtenidos durante esta ultima campaña podrán ser mejorados? Tenemos novedades tecnológicas para darle compañía al cultivo de trigo y con un poco de confianza podemos obtener beneficios importantes, tantos directos como indirectos, en este nuevo acto productivo. Pero vamos a hilar fino, hagamos cuentas sobre ese rendimiento promedio y sobre un rendimiento más aceptable y no tan difícil de obtener (1500 Kg/Ha), analicemos también los beneficios indirectos que no se ven pero que se producen.
Empecemos por la terapia indirecta para un trigo que se debate en la soledad del suelo, con poca o ninguna fertilización química, que quizás las semillas no lleven ningún funguicida, que tenga mucho frío en los estadios juveniles de su desarrollo y que pase todo su ciclo con sed. Bien, bajemos a la tierra: es cierto que no podemos poner mas de lo que vamos a sacar pero vayamos al manual práctico: la alternativa es "usar un recurso de bajo costo con un retorno económico importante" que permita a su vez cubrir con seguridad el costo del insumo utilizado; me estoy refiriendo al uso de BIOFERTILIZANTES compuestos con micorrizas y bacterias fijadoras de N2. Este producto ha demostrado en numerosos ensayos realizados en el país, incluido el NOA, con seguimiento de la EEAOC a través del departamento de cereales antiguamente y actualmente proyecto trigo de la Sección Granos con diferentes ensayos desde el año 1989 y casi ininterrumpidamente desde la campaña 2003 hasta la 2008. Esta tecnología suficientemente probada es una herramienta de gran utilidad especialmente para zonas agrícolas con riesgo climático frecuente y expectativas de rendimientos bajos.
Las propiedades sobresalientes de este tipo de BIOFERTILIZANTE pasa por un amplio rango de funciones:
1.- Provisión de Fósforo: las micorrizas incorporadas en el BIOFERTILIZANTE son las encargadas de asegurar el abastecimiento del fósforo especialmente del que contiene el suelo o del agregado (fertilizantes). Varios análisis hechos en suelos del NOA en su perfil agrícola referidos al contenido de fósforo total han arrojado valores altos, por ej.: Las Lajitas 335 ppm, La Virginia 259 ppm, Metán 578 ppm, El Bobadal 683 ppm, que traducidos a Kg/Ha darían aproximadamente 670 kg, 518 Kg, 1156 Kg y 1366 Kg respectivamente. Los hongos micorrizas son los encargados de extraer del suelo y llevar al cultivo esta fracción de fósforo. La cabellera radicular de las plantas de trigo conformadas por raíces y un abundante desarrollo de micelio e hifas micorrizas permiten mejorar superlativamente el abastecimiento de fósforo durante todo el ciclo. En palabras sencillas, las micorrizas pueden explotar las minas de fósforo que existen debajo del suelo superficial. El trigo tiene una estrecha relación N/P IGUAL A 4/1, esto quiere decir que por cada 4 partes de nitrógeno que necesita la planta debe estar acompañada por una de fósforo, de aquí la importancia en el abastecimiento de fósforo.
2.- Provisión de Agua: el abastecimiento de agua al cultivo es notablemente mejorado por acción de las micorrizas; el desarrollo del micelio e hifas micorricicas en simbiosis con las raíces de las plantas pueden alcanzar varios metros en lateral y en profundidad, esta propiedad permite alcanzar agua de lugares alejados de la raíz y trasladarla al huésped, aún más, permite extraer agua de lugares donde está más fuertemente adsorbida debido a la fuerte presión osmótica que tienen sus hifas.
3.- Protección contra heladas: está consistentemente informado en la literatura mundial que las plantas micorrizadas son más resistentes a las heladas, el mecanismo de defensa pasa por producir una barrera térmica con el consiguiente aumento de la temperatura radicular.
4.- Protección contra patógenos radiculares: las micorrizas desplazan a los patógenos por competencia biológica nutricional y espacial. Su acción es permanente y cumple con una función similar a la de un funguicida. El proceso de inoculación produce la incorporación de grandes cantidades de microorganismos (micorrizas + bacterias) en la semilla lo que explica por sí mismo el desalojo de patógenos.
5.- Aporte de materia orgánica: los cultivos inoculados son más rendidores no solo en granos sino también en biomasa aérea y radicular lo que implica la incorporación de varios Kg más de rastrojos aéreos y radiculares, esto es más cobertura en superficie y en subsuperficie.
6.- Aporte de Nitrógeno: las bacterias fijadoras de N2 que están incorporadas en el BIOFERTILIZANTE proveen un 20% del nitrógeno necesario para el desarrollo del cultivo. Estas bacterias son más eficientes en el proceso de fijación de nitrógeno porque se asientan sobre las hifas de las micorrizas, esta particular posición asegura la provisión de carbono en forma continua y sin competencia alguna.
7.- Es un elemento que hace más eficiente al cultivo para aprovechar ventajosamente el uso de los fertilizantes químicos, insumo de alta inversión y resultados erráticos, si tenemos en cuenta la importante respuesta encontrada en los tratamientos en donde participaron ambas tecnologías (Inoculante + Fertilizante).

Como se entenderá nada de lo predicho es despreciable (es el poder de lo invisible) y todo por dos pesos, bueno... casi. El costo es de cuatro dólares por Ha con un pronóstico de aumento entre el 10% al 30%. Ahora nos toca entrar en los números que es lo que al productor más le interesa (el poder de lo visible). Voy a hacer dos casos: 1) con el rendimiento promedio sin y con BIOFERTILIZANTE; y 2) con un rendimiento de 1500 Kg sin y con BIOFERTILIZANTE. (Ver Cuadros Casos 1 y 2)
Evidentemente, si acompañamos al cultivo de trigo con el Biofertilizante podemos tener muy buenas respuestas directas e indirectas. Acordemos que estos rendimientos fueron evaluados con una respuesta de mínima, pero puede haber sorpresas muy interesantes si el año viene con clima de buenas intenciones. Pero además hay algo que no debe descuidarse bajo ninguna circunstancia y es el recurso suelo. Si trabajamos bien quizás con el mínimo indispensable podemos agregar más cobertura aérea, más biomasa radicular, que es materia orgánica, más fósforo en superficie y menos patógenos. ¡no lo dejen solo!.

Revista PRODUCCION: Trigo NOA 2009
 
Por Ing. Agr. Gabriel M. Frontera
Profesor en Microbiología Agrícola
Gentileza: Crinigan

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 46 y 47 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman