Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

Jul (2015)/Ago 2015



fertilidad de suelos y nutrición de cultivos

El panel contó con seis especialistas en el área, que desarrollan su actividad en distintas regiones agroclimáticas de Argentina: Pedro Barbagelata (INTA Paraná), Gustavo Ferraris (INTA Pergamino), Nahuel Reussi Calvo (UI FCA-INTA Balcarce, Fertilab) Fernando Salvagiotti (INTA Oliveros), Luis Ventimiglia (INTA 9 de Julio), y Cristian Salomón (Monsanto).

Bajo el marco de los cuatro requisitos (4R’s) de la nutrición -dosis, fuente, forma y momento correctos de aplicación de los nutrientes-, los integrantes del panel especial respondieron a inquietudes relacionadas a las herramientas de diagnóstico nutricional de los cultivos y discutieron el aporte de nuevas tecnologías de manejo de la fertilización.
"Con el panel Mano a mano con los que saben de fertilización de cultivos intentamos que la audiencia tenga un espacio exclusivo para despejar dudas y consultas acerca del manejo de la nutrición de cultivos y suelos", señaló el Dr. Fernando García, Director Regional de IPNI Cono Sur, uno de los organizadores del Simposio.
Parte de las preguntas que contestaron los expertos fueron recibidas con anticipación al Simposio, mientras que otra parte se correspondió a consultas surgidas durante los dos días del evento. ¿Qué tan confiables son los datos de análisis de suelos?, ¿Cómo manejamos el nitrógeno en maíces tardíos?, ¿Cómo podemos mejorar los contenidos de proteína en soja?, ¿Cómo diagnosticamos deficiencias de zinc?, ¿Cuándo es necesario encalar un suelo?, ¿Qué fuentes y formas de aplicación de fósforo son más recomendables?, ¿Cómo manejamos la nutrición de soja en el NOA?, entre otras, son las inquietudes que se trataron.
En este marco y contemplando interrogantes y planteos realizados a los referentes durante el mismo, algunos de los aportes que se concretaron fueron:
"El método Bray para fósforo es una herramienta que nos muestra una probabilidad de respuesta al nutriente, pero nunca nos asegura cuánto va a rendir un determinado cultivo", expresó Pedro Barbagelata. Y agregó: "Es clave comprender la importancia de lograr un balance positivo de P en los suelos para favorecer la producción de los distintos cultivos".
"Dentro de las alternativas para mejorar los niveles de proteína en soja desde la nutrición, podemos destacar a la posibilidad de favorecer una mayor interacción de nutrientes por medio de una fertilización balanceada que incorpore fósforo y azufre", describió Gustavo Ferraris.
Por otro lado, agregó que uno de cada tres cultivos de soja responde a micronutrientes y esta frecuencia es mayor en años secos, señalando que los microelementos pueden ayudar a tolerar mejor diferentes tipos de estrés como sequía, defoliación, entre otros.
"Análisis de suelo complementarios como el nitrógeno anaeróbico (Nan) otorgan la posibilidad de mejorar los ajustes entre los rendimientos de maíz y la disponibilidad de nitrógeno a la siembra más el fertilizante", comentó Reussi Calvo y señaló que se registra una mayor mineralización de N en maíces de siembras tardías del norte de la región pampeana, respecto a siembras tempranas de la misma zona y del sudeste bonaerense. Por otra parte, el especialista destacó que "para entender la variabilidad de resultados que existe entre los diagnósticos de laboratorio, deberemos primero entender la importancia de mejorar no solo la calidad en la toma de muestra para el análisis de suelo, sino también la frecuencia de los mismos. Además y ya refiriéndonos a la interpretación del resultado, será clave lograr una mayor comunión entre la forma en que los laboratorios informan, su infraestructura, entre otras variables", puntualizó.
Refiriéndose al caso del maíz, especialmente tardíos y de segunda, Fernando Salvagiotti destacó la importancia de realizar análisis de suelo al igual que para los cultivos de primera y sobre todo de complementar el análisis con información de a qué rendimientos apuntamos, qué cultivos fueron los antecesores, cómo se fertilizaron y cómo rindieron. "Al contar con este tipo de datos podemos diseñar mejores estrategias para mejorar la eficiencia de uso del nitrógeno", remarcó.

Revista PRODUCCION: fertilidad de suelos y nutrición de cultivos
 
Revista PRODUCCION: fertilidad de suelos y nutrición de cultivos
 

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en la página Nº 38 de la edición en papel de la revista de Julio (2015) / Agosto 2015.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2020 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman