Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

Jul/Ago 2012


Caña de azúcar

Zafra azucarera: Tucumán aportaría 1.1 millón de toneladas

Revista PRODUCCION: Zafra azucarera: Tucumán aportaría 1.1 millón de toneladas
Sergio Fara, Presidente de UCIT
 

Decir que "Tucumán es azúcar" hoy puede sonar algo injusto, teniendo en cuenta el importante crecimiento de otros sectores agrícolas como el citrícola y el de los granos gruesos. Sin embargo, a nadie le cabe la menor duda la magna importancia de esta agroindustria en la provincia por el movimiento económico que produce, el derrame de riqueza y las manos de obra que concibe. Por eso, hablar sobre una caída de la cosecha en la presente zafra azucarera, genera preocupación no sólo a los actores del sector productivo sino a toda una provincia. del Área de Investigación y Tecnología Agropecuaria de la Estación Experimental Agroindustrial "Obispo Colombres" (EEAOC), Jorge Scandaliaris, analizó la marcha de la zafra y en función a las previsiones productivas dadas a conocer a través del estudio satelital y de campo, reconoció que debido a efectos adversos del clima en el período de cosecha, es muy probable que se alcance este año algo más 1.100.000 toneladas de azúcar en Tucumán.
Y es que la EEAOC había determinado en su informe que los ingenios de la provincia están en condiciones de elaborar hasta 1.290.000 toneladas de azúcar si no se registran heladas o si el fenómeno es leve en el área cañera. En caso de que la caña lograra una maduración intermedia, heladas moderadas o abundancia de lluvias, la producción podría caer a 1.180.00 toneladas de azúcar; y -en el peor de los casos- sería apenas de 1.090.000 toneladas si se presentan malas condiciones climáticas para su maduración. O sea, una helada severa.
Asimismo, puntualizó que a los valores probables de producción de azúcar, se deben restar los volúmenes de jugo que puedan ser derivados para la elaboración de alcohol.
Scandaliarias indicó que la superficie cosechable de caña de azúcar para la zafra 2012 en Tucumán alcanzó las 251.810 hectáreas, lo que marca un incremento en el orden del 3,4 por ciento respecto de la superficie que había en la zafra 2011, debido a que durante el período inverno-primavera del año pasado se continuó con la tendencia de ampliación del área cañera, observándose una gran cantidad de plantaciones de caña de azúcar en lotes tradicionalmente dedicados a la soja. Pero ese aumento en hectáreas hoy no permite la obtención de más caña para moler debido a las dificultades climáticas que primaron en el ciclo de crecimiento del cultivo. Así, una importante parte del cañaveral muestra niveles productivos muy bajos que hacen inviable su cosecha.
De acuerdo al crecimiento que tuvo la zona cañera y a las renovaciones realizadas y al manejo practicado sobre los cañaverales, era posible esperar una producción potencial de entre 16 y 17 millones de toneladas de caña de azúcar, cifra que cayó a prácticamente 12.300.000 de toneladas por efecto de la sequía, situación creada por la baja disponibilidad de agua. "Se pueden encontrar lotes que están iguales o mejores que el año pasado en materia productiva, y en el otro extremo, pérdidas prácticamente totales de muchos lotes, parte de los cuales requerirán de un esfuerzo adicional para renovarlos durante el presente año", indicó el experto.
También el Grupo Caña de Azúcar del INTA EEA Famaillá, con el apoyo de las Agencias de Extensión Rural de Monteros y Aguijares dio a conocer un informe sobre el Estado Madurativo de los Cañaverales de Tucumán, donde estimó la evolución de los rindes sacarinos en los cañaverales comerciales. El muestreo incluyó 22 localidades representativas del área cañera de la provincia, considerando a las 4 variedades de mayor difusión a nivel comercial. Así, se recolectaron 110 muestras, que fueron acondicionadas para su molienda a partir de tallos limpios, pelados y despuntados correctamente. Luego fueron procesados dentro de las 24 horas en un trapiche experimental, con extracción cercana al 45% y presión constante de 150 kg/cm2. Por lo expresado, los valores obtenidos corresponden a niveles de azúcar potencialmente recuperable, a partir de caña "limpia", sin incidencia de materias extrañas, concluyéndose que en relación al mismo periodo de muestreo de la campaña anterior, el monitoreo registró valores de calidad de la materia prima inferiores para los principales parámetros analizados, en alrededor de 0,55 puntos de rendimiento (5,5%). Las CP 65-357 y RA 87-3 se expresan con mejor precocidad madurativa que el resto de las variedades, en especial en la zona central. LCP 85-384, el cultivar más difundido en la provincia, experimentó una evolución respecto al muestreo del mes anterior, en valores cercanos a 0,97 puntos de rendimiento, en tanto la variedad Tuc CP 77-42, registró un muy bajo repunte madurativo, de apenas de 0,49 puntos de rendimiento.
La zona de mejor comportamiento madurativo es el Centro, destacándose las localidades del departamento Monteros especialmente. En la zona Noreste, sobresalen las localidades de El Bracho y Ranchillos, en tanto en el sur de la provincia, se observa un mejor comportamiento madurativo en Los Arrietas y La Invernada.

Campaña acotada
Otros que se manifestaron sobre este tema fueron referentes el sector productivo. El delegado en Tucumán de la Federación Agraria Argentina (FAA), Miguel Pérez, se mostró preocupado por las tempranas bajas temperaturas registradas en la provincia y que dañaron el cultivo a nivel de hojas. Para Pérez, la expansión del fenómeno climático es muy preocupante teniendo en cuenta que las heladas fuertes ocurren entre julio y agosto y este año comenzaron en mayo, lo que a su entender, acentuaría las pérdidas que el sector arrastra por la sequía.
"En principio, la afectación de los cañaverales se percibe a nivel hojas y todavía no se pueden evaluar daños, pero estamos muy preocupados", indicó el dirigente del sector agrícola y explicó que si las heladas continúan, será una zafra para el olvido. "Dos o tres heladas más como las que ya se registraron pueden causarle mucho daño al sector", dijo.
También el presidente de la Unión Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT), Sergio Fara, precisó que la helada afectó principalmente a los lotes con caña que no tuvieron buen desarrollo a causa de la sequía en verano y otoño. "Este año se hicieron unas 20 mil hectáreas más de caña porque había factores económicos que permitían visualizar mejores perspectivas para el productor. Sin embargo, si bien se implantaron más hectáreas que el año pasado, cuando la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) había pronosticado una producción máxima para Tucumán de 1,6 millón de toneladas, pero nosotros creemos que ni siquiera llegaremos a la mínima por las fuertes heladas que deterioró a la materia prima".
A pesar de que se incrementó el área productiva, "desde UCIT creemos que habrá al final una producción baja, cercana a 1,1 millón de toneladas, debido a la sequía, principalmente, y a las heladas. Esa cifra, sumada a la producción de los ingenios del Norte, se puede alcanzar las 2 millones de toneladas lo que permitirá abastecer normalmente la demanda interna de azúcar y atender las exportaciones".
A su turno, el titular del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán, Otto Gramajo, indicó que los cañaverales ubicados hacia el Este de la provincia resultaron los más vulnerables a las bajas temperaturas registradas, mientras que el presidente de Cañeros Unidos del Este (CUE), Mario Tizeira, cree que en Tucumán apenas obtendrá unas 900.000 toneladas de azúcar a causa de los factores climáticos. El problema dijo que se agiganta en los cañeros minifundistas que no acceden al riego o a otras tecnologías que en muchos casos sirven para sobrellevar la crisis.
Los cañaverales del centro y Este de la provincia sufrieron daños devastadores a causa de las últimas heladas que se registraron en la zona. El fenómeno meteorológico afectó principalmente a las plantaciones de poco porte o con rendimientos de hasta 600 kilos por surco.
En tanto, en el sur tucumano, el presidente de la Unión de Cañeros del Sur (UCS) Guillermo Mors, sostuvo que las pérdidas oscilarían alrededor del 20% del total de los cañaverales, afectando las heladas a toda la planta: "llegan hasta la cepa y no sólo es a nivel hojas".
Por otra parte, desde el sector industrial, se indicó que la feroz sequía diezmó los cañaverales en verano. El industrial Jorge Rocchia Ferro, ante ello, fue tajante al estimar que la producción total de azúcar este año en Tucumán no superará el 1.100.00 de toneladas, contra la posibilidad de elaborar hasta 1,7 millón de toneladas si las condiciones para la producción hubieran sido las óptimas.
Para los productores cañeros, con la posibilidad de hacer alrededor de 1.100.000 toneladas, sería ilógico o al menos difícil, pensar en que se va a poder obtener azúcar para exportar. Todo indica que si el clima sigue golpeando la producción cañera, se podría hasta llegar a dudar de que se logre cubrir la demanda del mercado interno.
Para el sector cañero, el buen precio del azúcar al inicio de la zafra pasada llevó a algunos productores del sector a incrementar el área de plantación, como así también a que otros productores, de sectores como la soja y el limón, se sumaran a la producción azucarera porque la caña se mostraba como una alternativa muy sólida en el mercado agropecuario nacional, al haber sumado la producción de bioetanol para cortar naftas a nivel local.

Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 30 y 31 de la edición en papel de la revista de Julio / Agosto 2012.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2020 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman